lunes, 22 de junio de 2015

Cita nº124.Más de 140. La Sanidad Pública, no es un arma arrojadiza.

          Voy hablaros un poco de la Sanidad Pública y el porque, ha dejado de funcionar, al nivel que lo venia haciendo. Pienso que corremos un camino paralelo al de las Cajas de Ahorro, desde el momento que se politizaron, fue el principio del fin. Pues lo mismo ocurre en Sanidad, que la han convertido en una potencial bolsa de votos,  ya que todo va dirigido en el mismo sentido. Y la Sanidad, señores es algo muy serio.

           No se puede pretender enriquecerse con ella, porque hasta el último Euro empleado es necesario, para aumentar la calidad de vida. Y esta se consigue investigando, aplicando las últimas técnicas de diagnóstico, dotando de ellas a los Centros de Salud y Hospitales, con  suficiente personal, para que desaparezca el stress y les permita tener una mente despejada a la hora de estudiar los casos de cada día.



             Es imposible realizar una buena praxis, cuando se te asignan mil y una tareas, donde  el 99% enfocadas a crear estadísticas maquilladas para poner en valor la función del político de turno, sin importar lo más mínimo el paciente.

            Los recortes en personal, farmacia y productos fungibles es deleznable, ya que  deriva, en que sea humanamente imposible una atención de calidad, con estos datos, ellos se montan unos Power Point maravillosos, que  dejan  boquiabiertos a todos los asistentes a sus maravillosos congresos, donde esta pactado desde la a hasta la z.

          Aunque en el fondo sepan que la mayoría de los datos son inventados , para cubrir un expediente que de otra forma sería imposible mantener al día, ya que este de momento continúa  teniendo 24 horas, la labor asistencial no les importa, mientras no existen reclamaciones, prefieren 60 diabéticos inventados, a tener 20 con todas sus necesidades cubiertas.




          Por otro lado tenemos la aberración de la externalización de servicios, para enriquecer a unos pocos, y no hablamos ya de la calidad del producto, y teniendo al paciente como una marioneta de arriba para abajo, ya que la hospitalización se mantiene en un centro y es el enfermo el que en sus condiciones viaja a distintas clínicas concertadas, donde continuamos repartiendo beneficios. Cuando la teoría dice que todo gira alrededor del paciente, al que estamos obligados a proporcionar el mayor bienestar posible.

          El ciudadano Español tiene la fea costumbre de descargar su ira con el personal de turno, cuando todo eso se debería convertir en una lluvia de reclamaciones a la administración, para recordarle por escrito lo mal que lo hacen, aunque ya lo sepan.

          A todo esto; prácticamente todos poseen un smartphone con muy buenas cámaras y grabadoras, que proporcionarían información de primera mano a los medios de comunicación ávidos de estas. Tenemos la sartén por el mango a punto de un clic. 

           Y podríamos empezar con pruebas fehacientes e irrefutables a desmontar el negocio que los políticos hacen de algo tan sagrado como la salud del pueblo.



               Luchan contra la evolución por nuestra longevidad, son muchos años a pagar pensiones y menos dividendos para la vida de lujo y de frenesí de nuestros mandatarios y da igual quien gobierne, porque todo poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.

          Cuando los políticos visitan Centros de Salud u Hospitalarios, estos adquieren por unas horas un color especial, y hasta los pacientes están seleccionados, entre aquellos que siguen pensando que si hablan mal les van a quitar la Seguridad Social, puro montaje.

            Estas deficiencias son solo rascando algo la superficie, y a pesar de todo cada día nos separamos más de los países punteros. Corrupción y solo corrupción.





domingo, 14 de junio de 2015

Más de 140. Cita nº123 España, un camino hacia ninguna parte.


              El problema que vive España, no se puede analizar desde la óptica de las ideologías políticas, sean del tinte o del color que sean. Debemos retroceder antropologicamente unos pasos, sin acritud, para poder examinar con perspectiva una sociedad que vende cualquier esfuerzo, ya sea físico o mental al mejor postor.

        De ahí que tengamos millones de individuos que por una pírrica subvención renuncien incluso a pensar, al fin y al cabo solo "trabajan" unos cinco minutos cada cuatro años. Y cuando parece que reaccionamos, lo hacemos de manera deslavazada y sin idea, siguiendo a modo de manada a cualquier seudo líder que con cantos de sirena, han conseguido meter cabeza en la oligarquía que nos lleva machacando casi cuatro décadas.

             Esta es la fotografía de nuestro país en este momento y en la que nos encontramos inmersos, sin bombona de oxigeno, cuanto tiempo aguantaremos. La solución se me antoja extremadamente compleja, más aún con una ciudadania inoperante, por el simple motivo de que no conoce la manera de hacerlo. No existe una base sobre la que meditar y discernir sobre una ideología, reina la confusión dentro de un desconocimiento absoluto, que nos han sabido grabar a fuego durante el periodo de tiempo antes mencionado.

       Como estáis viendo, os presento el peor paisaje imaginable pero probablemente el que nos hemos ganado a pulso por ser presa fácil de cualquier berborreico cantamañanas, cuyo ponzoñoso discurso nos está convirtiendo en seres hostiles y peligrosos, siendo este el clima que nos domina y no presagia nada bueno. Tenemos la obligación de plantarnos, arriar velas y rectificar el rumbo antes de sucumbir definitivamente ante esta aberrante oligarquía.

miércoles, 10 de junio de 2015

Fotografía: Digital vs. Analógico

           En fotografía como todos sabréis, siguen conviviendo el mundo digital y el analógico, lo cual y supongo que debido al aburrimiento del personal, sigue existiendo la eterna polémica de cual de los dos sistemas es mejor. Como soy persona de poco discutir os voy a presentar un reportaje de calle realizado con 3  cámaras diferentes y solo una de ellas es digital.

           En el total de imágenes, que son 10, hay 3 digitales, con su paso por Photoshop®, y las otras 7 analógicas reveladas por mí, desde el carrete hasta el positivo y luego escaneado para que podáis verlas. Juzgar por vosotros mismos. A ver que os parece.

nº1

nº2

nº3

nº4

nº5

nº6

n7

nº8

nº9

nº10
Solamente los números 4, 6, y 10 son digitales. Y la número 8 tiene el cielo digital el resto es Analógico. La Cámara Digital es la EOS 20D de Canon, gama media-alta. Las analógicas están disparadas con Minolta X-700 y la nº3 con Hasselblad 503 ELM.
Juzgar vosotros mismos.

martes, 9 de junio de 2015

LAURA, 1944. OTTO PREMINGER





Otto Preminger



AFFICHE:


DOCUMENTACIÓN.

Título Original: Laura.


                 Año: 1944.


         Duración: 88 min.


                 País: Estados Unidos.


          Director: Otto Preminger.


              Guión: Jay Dratler, Samuel Hoffenstein, Betty Reinhardt.

                          (Basado en la Novela: Vera Caspary).
             Música: David Raksin.

       Fotografía: Joseph LaShelle. Oscar a la mejor Fotografía.

     Productora: 20th Century Fox.


           Género: Intriga, Cine Negro, Drama.


 Reparto principal:


Gene Tierney...................Laura Hunt.






Dana Andrews.................Teniente Mark McPherson.





Clifton Webb...................Waldo Lydeker.






Vincent Price...................Shelby Carpenter.






Judith Anderson...............Anne Treadwell.
Sinopsis:

En el domicilio de Laura Hunt (Gene Tierney), diseñadora, aparece un cadaver bien entrada la noche del Viernes, dicho cadaver presenta la cara desfigurada por un disparo a quemarropa, efectuado con una escopeta.



Al frente de la investigación es designado, el teniente-detective Mark McPherson (Dana Andrews), en el lugar de los hechos, comienza la rueda de interrogatorios.

En casa de un amigo de la malograda Laura, el afamado columnista Waldo Lydecker (Clifton Webb), es interrogado, pero se limita a leer lo ya expuesto anteriormente a los agentes.




Waldo acompaña al teniente a casa de Anne Treadwell (Judith Anderson), tía de Laura, donde también se encuentra el prometido de Laura, Shelby Carpenter (Vincent Pryce), gígolo que suele vivir con mujeres adineradas y del que Anne esta enamorada.



Durante la conversación Waldo deja muy claro que Laura, no estaba totalmente convencida con el matrimonio con Shelby, de hecho tenia planeado pasar el fin de semana en su casado campo, para meditar sobre el tema.


Shelby dice, que cree haber visto una copia de la llave de la casa de campo en el apartamento de Laura, por lo que sin perder tiempo se dirigen los tres hacia allí.





La llave aparece con facilidad, a pesar del exhaustivo registro que la policia había realizado con anterioridad, ante tales circunstancias Shelby se declara como el autor de haber colocado las llaves, pero por motivos que no desea confesar en presencia de Waldo.

     Más tarde, el teniente de reúne con Waldo en un restaurante, donde averigua la profunda amistad que le una a Laura. Pero a pesar de salir juntos, este no era correspondido y en una de esas salidas fue cuando Laura conoció a Shelby. 




Los celos convirtieron a Waldo en un investigador enfermizo, profundizando en la vida de Shelby hasta el punto de descubrir que tenia un romance con Anne (tía de Laura) y al mismo tiempo con Diane Redfren (Modelo de la Agencia).

          Laura que tenia decidido el matrimonio no creía a Waldo y marchó a casa de su tía, donde se llevo la sorpresa de ver a su prometido cenando con ella, fue cuando decidió pasar un fin de semana a solas en la casa de campo…. (no desvelemos más detalles)…



Tema de LAURA Autor:David Raksin



          Desde un principio la planificación que utiliza Preminger, marcó un estilo del que haría gala el resto de su carrera.

       Su gusto por los planos y escenas largas, hace casi imperceptible el montaje. En esta película queda demostrado desde el inicio con un largo travelling, a través del cual nos pone de manifiesto la ampulosidad y el lujo del apartamento de Waldo.
          
            La película termina con otro largo travelling mostrándonos la esfera rota del reloj. A modo de principio y final. La puesta en escena es muy teatral, poseemos un dominio visual de las escenas, tal como las tendría el director. La inmensa mayoría de los travelling son muy cortos, para mostrarnos planos medios, primeros planos, más bien los utiliza como un recurso artesanal.

         El espectador se identifica rapidamente con el detéctive McPherson, quien nos lleva de la mano a lo largo de toda la investigación. Otra característica a destacar, es que el crimen se comete en la clase media-alta de Nueva-York, lejos de callejones y rincones oscuros, más típicos del cine negro hasta ahora. Lo que permite a LaShelle, lucirse con unos interiores lujosos y perfectamente iluminados, aunque también juega con el claro-oscuro (el bien y el mal).



         En la primera parte de la película vamos conociendo a Laura a través de los personajes de su entorno, mostrándonos retazos de su personalidad con unos magníficos Flashback.

         La investigación policial se va hilando con las conversaciones con Shelby, Anne, Bassie y sobre todo con Waldo, que a pesar de tener gran peso en la película, no  adquiere el protagonismo del teniente McPherson.

         Llama poderosamente la atención como todo el peso del film recae sobre un suceso al que no asistimos, nos movemos por senderos oníricos con final feliz.