martes, 27 de enero de 2015

Más de 140.Cita nº118 Y es lo que hay.

          

      Estamos viviendo en estos momentos, en un mundo extremadamente inestable, violento y conspiranoico, quizás nos encontremos en el punto de abandonarlo todo a su destino ruin, destino que la sociedad idiotizada se esta ganando a pulso.

                                                                                                                                                ©Antonio Novo


             Pero claro no es razonable, en este caso, que paguen justos por pecadores. Sin embargo nos encontramos en una gran disyuntiva, debido a un alto porcentaje de desconocedores de como separar el grano de la paja.

           A pesar que por una vez y quizás sin que sirva de precedente, nos lo están poniendo muy fácil, ya que la paja no puede ser más evidente, con un comportamiento y discurso absurdo y patético. En el que caer es muy difícil, a no ser que previamente estés idiotizado, como menciono anteriormente. Aunque no existe problema alguno, desde la TRANSACCIÓN se han encargado bien de ello y parece que el adoctrinamiento ha arraigado sin problemas. 

             La evidente desesperación de gran parte de los conocedores que se ven abrumados por tanta insensatez, no les queda otra opción que intentar despejar la paja del camino y que los demás consigan ver claramente el Silo donde se encuentra el grano.

            Solo entonces podremos unirnos todos en un punto de encuentro razonable, donde empezar a construir, lo que muy pocos han conseguido. Es muy sencillo, tanto que el poder se niega a que lo consigamos, ya que acabaría de raíz con el periodo al que hago referencia al principio del post.

Creo que no hace falta mencionar cual es mi propósito, llevo dos años machacando con él, pero por si alguien no se ha enterado aún me refiero a La Democracia Formal.

                                                                                                                                                ©Antonio Novo
             Solo nos falta una sociedad que como menciona el nombre de Democracia, sea formal. Abandonemos los viajes astrales y los  fanatismos alentados únicamente por diatribas esperpénticas.



jueves, 22 de enero de 2015

Chick Corea, Miroslav Vitous, Roy Haynes... Trío Music


          Os voy a presentar un disco que tal vez conozcáis la mayoría, pero que para mí tiene un significado muy especial. Fue un regalo de Navidades de 1981, un Vinilo Doble que me trajo un amigo de New York, recien salido al mercado. 


           El disco fue grabado en Noviembre de 1981 en los Estudios Mad Hatter en Los Angeles. Ingeniero: Bernie Kirsh y Asistente: Duncan Aldrich. Producido por Manfred Eicher.


          El Trío tocan juntos por primera vez en 1967 en una grabación llamada Ahora canta, ahora solloza. La reunión fue breve (un día en un estudio de Nueva York), pero aquel día no lo van ha  olvidar fácilmente. Ahora, después de tantos años, parece como si no hubiera pasado el tiempo y vuelven justo al momento donde lo habían dejado.


         La música durante el período de finales del '81 cambio  mucho en el enfoque y contenido. Dos áreas de contraste aparentemente extrema fueron elegidos para hacer que los dos registros formaran un gran conjunto en esta obra. Ambas áreas son nuevos caminos para el trío. Dos discos muy bien diferenciados saltando de unas impresionantes improvisaciones al alcance de muy pocos, a unas composiciones que representan la historia sonora el siglo XX.


          En el primer disco el trío improvisa con poca o ninguna discusión antes de ponerse a tocar. La excepción es Slippery When Wet, que es un tema previamente elaborado y para el trío de improvisación supone un motivo rítmico predeterminado, con el que se  encuentran justo antes de la grabación.


         En el segundo disco nos encontramos con composiciones de Thelonious Monk. Estas pistas fueron grabadas unos meses antes de la muerte de Monk y no pretenden ser un memorial sino como una representación  de lo que consideraban música clásica del siglo 20.


          Este disco doble fue el precursor de su siguiente trabajo juntos el Trío Music, Live en Europe de 1986















Listado de pistas


1 "Trío Improvisación 1" (Chick Corea / Roy Haynes / Miroslav Vitous)  
2 "Trío Improvisación 2" (Corea / Haynes / Vitous)
3 "Trío Improvisation 3" (Corea / Haynes / Vitous) 
4 "Duet Improvisación 1" (Corea / Vitous) 
5 "Duet Improvisación 2" (Corea / Vitous) 
6 "Trío Improvisación 4" (Corea / Haynes / Vitous) 
7 "Trío Improvisación 5" (Corea / Haynes / Vitous) 
8 "Slippery When Wet" (Corea) 
9 "Rhythm-A-Ning" (Thelonious Monk) 
10 "'Round Midnight" (Bernie Hanighen / Monje / Cootie Williams) 
11 "Eronel" (Monk) 
12 "Think Of One" (Monk) 
13 "Little Rootie Tootie" (Monk) 
14 "Reflexiones" (Monk) 
15 "Hackensack" (Monk) 

Grabado en noviembre de 1981

Personal

Chick Corea - Piano
Miroslav Vitous - Bass
Roy Haynes - Percusión


  
               El Video es un reencuentro de estos tres monstruos, muchos años después en New York:

           








viernes, 16 de enero de 2015




#INMEMORIAM POR LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO


Españolito que vienes al mundo te guarde Dios.
Una de las dos Españas ha de helarte el corazón.  Antonio Machado
image.jpg
La edad de la inocencia: aquellos años perdidos
Fotografía de Antonio Novo Medinilla (@novomedinilla)


En ésta nuestra querida España ya hemos sido castigados por la brutalidad terrorista demasiadas veces y disponemos de una luctuosa y terrible experiencia: la violencia ha amasado en su infecto lodo de intolerancia, crimen, xenofobia, muerte, asesinato y racismo un reguero de sangre y horror en estado puro.  El terrorismo no solo ha causado dolor a toda una sociedad de bien sino que ha sacrificado víctimas inocentes (todas las víctimas son inocentes sin distinción) en esa España que nos hiela el corazón. Y nos hiela el corazón porque Machado jamás debió ni imaginar que la perversidad más oscura llegaría a superar en semejantes cotas a la que él mismo debió de conocer: jamás un terrorista debería haber conseguido rentabilidad política, ni financiación, ni negociación ni uno solo de sus objetivos totalitarios. Cada vez que nos ha azotado durante los últimos cuarenta años hemos sentido ese nudo en el corazón y un océano de tristeza nos ha embargado junto a la rabia, el dolor y la impotencia. Lo hemos sufrido tantas veces en España pero nadie de bien ha llegado a olvidar y acostumbrarse. La sombra de los cipreses es muy larga en la noche del desconsuelo.
Y cuando comparamos las vergonzosas insinuaciones culpando a las víctimas y victimizando a los criminales en estos últimos treinta años uno siente una gran desazón y vacío en el estómago: uno se avergüenza de vivir en esta España porque bajo el falso manto de la libertad de expresión y la vergonzosa y claudicante corrección política los pusilánimes y acomplejados gobiernos han permitido que los terroristas se sientan héroes ante sus deshumanizados acólitos. Han permitido la lacra. Permitir el crimen o permitir reuniones secretas en Perpignan sin que el politicastro oportunista de turno acabe con sus huesos en la cárcel por apología y exaltación del terrorismo es un crimen de Estado. Permitir que los terroristas sean recibidos como héroes o reciban dinero público que yo pago con mis impuestos es un crimen de Estado y una cobardía. Cuando ETA atentaba yo no compraba ningún periódico. No quería que nadie se lucrase con la sangre de aquellas víctimas que jamás serían resarcidas del horror, la humillación y la vergüenza. En vez del acto de Estado condecorando a los policías muertos que ha brindado Francia a sus fuerzas de seguridad y sus ciudadanos, nuestros policías eran enterrados sin reconocimiento social: sin el agradecimiento que su inmenso sacrificio merecía. Ese reconocimiento estaba en los bien nacidos, pero nunca lo pudimos exteriorizar.
Fueron los medios quienes contribuyeron a alimentar al monstruo porque lo que buscaban los terroristas era protagonismo y los medios de comunicación se lo proporcionaban puntualmente: las primeras páginas de todos los periódicos principales anunciaban el crimen en primera página. No con mi dinero. El que el gobierno entregaba a los asesinos por medio de partidos políticos y asociaciones con mis impuestos no lo podía controlar, pero ese día ningún periódico ganó dinero conmigo.
Este pueblo bobalicón compraba todavía más periódicos el día del atentado sin percatarse que estaba beneficiando a los terroristas. Si todos hubiésemos castigado a los medios se hubiesen tenido que tragar la noticia y puede que se hubiesen salvado muchas vidas. Los periódicos de EEUU realizaron el 11S un pacto patriótico para no publicar ni una sola foto de la muerte. Jamás leí una sola noticia o vi una imagen que beneficiase a los criminales. Esas luctuosas noticias hubiesen merecido un comentario en nuestros medios, pero de cuatro líneas insertadas en el lugar menos importante del diario. Hemos tenido editores sin conciencia y gobiernos pusilánimes que no le han parado los pies a los gobiernos autonómicos traidores que coqueteaban con los terroristas. La pluma tiene mucha fuerza y el Estado más. Hemos tenido gobiernos que han mantenido a nacionalistas lucrándose obscenamente del sudor del trabajo de los españoles cuando lo fácil hubiese sido anular las autonomías desleales. Hemos tenido gobernantes pero nunca hombres de Estado como lo fueron un Lincoln, un De Gaulle o un Churchill. Simplemente hubiesen tenido que aplicar la Constitución. Y cuanto más se les daba a los enemigos de la libertad más desleales se tornaban y más impulso cogían. Solo a un ignorante que no entiende ni sabe nada de historia ni del origen de los nacionalismos se le ocurre la estupidez de que a un chantajista lo contentas dándole todo y más y más, porque nunca se saciará y el nacionalismo no es más que chantaje de Estado y sometimiento de la sociedad civil.
Y viendo la movilización que ha tenido lugar en París no se puede dejar de considerar con cierta admiración la reacción de nuestra vecina nación levantada, todos a una, contra los criminales. Y por supuesto, todo bien nacido se une en el dolor con Francia porque no hay víctimas de primera ni de segunda categoría. No hay justificación: ese debiera haber sido el lema durante estos treinta años..., no hay justificación. Quienes justifican el terrorismo no están ejerciendo la libertad de expresión sino que son reos del delito de enaltecimiento y apología del terrorismo. Llamemos a las cosas por su nombre y sin complejos. Pero dentro del dolor ante los espantosos sucesos que han azotado a nuestro país vecino, uno tampoco puede dejar de plantearse ciertas cuestiones. Cómo se entiende a los del 98 cuando decían que España les dolía. Ya lo creo que duele.
¿Es que los policías, guardias civiles y militares asesinados de la forma más cobarde y cruel por  terroristas desalmados merecen menos consideración que las otras víctimas asesinadas con igual crueldad y cobardía en Francia? ¿Es que hay víctimas de primera y de tercera? ¿En qué tipo de mundo esquizofrénico quieren hacernos vivir?
Sólo queda admirar cómo han tratado los franceses a los terroristas y la solución final que han recibido los criminales: pero en España tendríamos a toda una fauna tan desalmada como los mismos terroristas organizando manifestaciones para tildar hipócritamente de asesinos a nuestra policía por haber acribillado a tiros a los terroristas. Esa gentuza prefiere ver caer a un honrado padre de familia que se está ganando el pan y el de su familia protegiéndonos a nosotros y arriesgando heroicamente su vida antes que un terrorista sufra un pequeño rasguño y tengamos que ponerle una tirita. Esa España que te hiela el corazón está plagada de esa infecta plaga que no se diferencia en nada con la que alaba al terrorismo yihadista. Una plaga que se hace fotos junto a terroristas y después quiere presentarse para gobernar España. Esa parte de la España cainita que te hiela el corazón pero ya casi a 0ºK (es el cero absoluto, ausencia total de calor) tiene en mayor consideración al canalla que secuestra o pega un tiro en la nuca porque al fin y al cabo el acto criminal lo había cometido un chicarrón; puede que demasiado expeditivo y algo equivocado en los métodos, pero según los partidos nacionalistas acertados en los objetivos sabinianos. Queda justificado así organizar manifestaciones y declaraciones cuyo evento vomitan esos grandes medios para apoyar a los terroristas cuando la justicia los coloca donde se merecen.
En esta España que te hiela el corazón las víctimas se han tenido que organizar porque el Estado los ha dejado desamparados y tenían que enterrar casi en la clandestinidad a sus muertos asesinados, y las familias de las víctimas eran condenadas al ostracismo y la amenaza por una población demasiado asustada y cobarde para apoyar a los verdaderos mártires y donde los mismos curas, en demasiadas ocasiones, se negaban a llevar a cabo los oficios religiosos al cadáver porque justificaban y aplaudían en sus sermones las proclamas de Sabino Arana. Y claro, vas tirando del hilo y te empiezas a preguntar si en realidad existe mucha diferencia o no entre esos curas que enaltecen el terrorismo y los imanes que llaman a la yihad: ambos llenos de rencor, odio, intolerancia y fanatismo. Ambos prometiendo el cielo para quienes asesinan. Ambos ordenando el asesinato.
En esta España que te hiela el corazón no hay muchas diferencias si hablamos de integrismos. La carroña huele en todas partes y curas del infierno los hay  en todas partes: el infierno lo tenemos aquí y sus representantes triunfan en esta España que te hiela el corazón por debajo ya del cero absoluto, aunque esa temperatura no exista en la naturaleza pero sí en el corazón.
Y a uno no se le quita de la cabeza qué hubiese ocurrido si nuestra policía hubiese salido por TV acribillando a balazos a un terrorista: nuestra manifestación hubiera sido secuestrada; hubiese sido a favor de los terroristas con toda la parafernalia de los derechos humanos de escudo para los asesinos y del mundo de la farándula encabezando la lúgubre parada de pancarteros profesionales y de paso apareciendo en la foto, porque como artistas no llegan ni a mediocres y hay que vivir de la subvención. Claro está, las víctimas del terrorismo carecen de derechos humanos, faltaría más. Y ante ese mundo mediocre compuesto por mediocres es ante quienes los medios de comunicación se arrodillan sumisamente ofreciéndoles sus micrófonos para que vomiten sus exabruptos. España no puede llegar a helarte más el corazón. Españolito que vienes al mundo...


Red de Blogs Comprometidos. Somos #RED




sábado, 10 de enero de 2015

Mas de140. Cita nº117. Solo con creer.

           A estas altas de la madrugada es cuando empiezan a fluir las palabras a toda velocidad, creando nuevos récord a través de mis circunvoluciones cerebrales. Todo esto no conlleva obligatoriamente, que aquello que escribo tenga que tener el más mínimo sentido, pueden ser cortocircuitos sin más.

           La ceguera autoinfljida en nuestro país acerca del terrorismo fanático, no tiene otra excusa; es que queda de lo más progre. Precisamente un país al que el nivel cultural medio, habría que denominarlo sub-nivel. Pero en resumidas cuentas, con la tricolor y unas boinas, junto con el bocata de caña de lomo y la litrona son felices, aunque no tengan ni idea de lo que es una REPÚBLICA.

         Muchísimos de estos aborregados seguidores, obtendrían como máximo privilegio estar de los primeros en las colas de racionamiento. Pero eso seria suficiente para pavonearse ante la vecindad, no dan para más. El pan del estado les sabría a gloria bendita.




       El Español medio sigue sin saber ver al Europeo, por potentes que sean los prismáticos que utilicen. La UE nos sigue quedando grande y por mucho que engordemos, lo estamos haciendo del lugar equivocado y seguimos con un raquítico cerebro.

       Por oportunidades no tenemos derecho a quejarnos, somos muchos los que ponemos las cartas boca arriba, pero claro todo conlleva tenacidad, esfuerzo y creer en una salida aún lejana. Cuando en la acera de enfrente  los telepredicadores de turno ofrecen el maná con un simple chasquido de dedos. 

        Seguid por "El camino de la Perdición" no encontraremos en la playa unos con raspas y otros con peces.



viernes, 9 de enero de 2015

Más de 140. Cita nº116 Salud por casualidad.

             En este post, os voy a relatar mi experiencia personal en la aventura de sufrir una intervención quirúrgica en un Hospital Público de la Seguridad Social. Esta historia en particular tiene una serie de premisas a tener en cuenta antes de enfrentarse al relato en sí, estas son:

  • Es un hospital en el que he trabajado como DUE, durante más de 20 años.
  • Esto me hace ser bastante conocido y al mismo tiempo conocer perfectamente la mecánica de funcionamiento del área de hospitalización.

             Pues ya, partiendo de aquí que no es de cero como cuando se trata de un usuario de a pie, llegó al hospital a la hora pactada en ayunas. Tras pasar por el administrativo de turno, que me explica una reglamentación básica, procedo a subir a la habitación que me corresponde. Por cierto en la planta de Cardiología  aunque iba a ser intervenido de una hernia inguinal (lo que en el argot hospitalario se llama paciente ectópico, por aquello de estar en un lugar que no me corresponde).

           Aproximadamente a las 4 horas de estar allí, llega un celador pregunta por mi y sin mediar palabra quita los frenos de la cama y procede a llevarme al quirófano, suposición lógica no porque fuera informado. Tras una serie interminable de golpes contra las paredes, llego a un ascensor que como no podía ser de otra forma terminó en un choque frontal con la puertas del mismo.

              Una vez en quirófano me cambian de camilla con la delicadeza que se trata a un fardo de patatas. Una vez en la mesa de quirófano escucho por primera vez la voz de alguien, "que te pasa Antonio", "Que de tiempo sin verte" eran compañeros de los viejos tiempos. Pues bien, una vez totalmente desnudo y ante varios espectadores, me hacen sentar en la camilla. Van a ponerme la anestesia epidural, tras al menos tres pinchazos el líquido cumple con su cometido y procedo a tumbarme como buenamente puedo.

        Pasados unos minutos entran dos seres extraños, por la indumentaria, y sin previo cruce de palabras o saludo o presentación alguna, vociferan, "Que te duele el lado derecho", a lo que rectifique diciéndoles que era el izquierdo. Cambian de posición y proceden a la intervención propiamente dicha. Tras aproximadamente dos horas y después de una monumental bronca a mi esposa, debido a mi obesidad, no les vuelvo a ver.

             Los celadores con la misma exquisitez de antes proceden a soltar de nuevo el fardo a la camilla, esta vez me ubican en una sala de reanimación bien conocida por mi, de mi época de profesional. Sala preparada para 8 pacientes, pero que en aquel momento pasamos de 20. Las camillas entrelazadas formando un perfecto Tetris. A pesar de todo tuve la inmensa fortuna que el personal de enfermería me reconoció y el trato fue algo menos humillante que de costumbre, ya que aquello parecía un mercado de carne del lejano oriente. 

               La separación entre camillas era nula, cada vez que se iba a instaurar algún tratamiento tenían que recomponer el Tetris. Los quejidos de los compañeros de aventura componían la banda sonora. El calor insufrible me recordaban los reportajes de la 2, sobre la sabana  africana. La Enfermera, porque solo había una para todos, me dijo que cuando sintiera las piernas me llevarían a mi habitación. El trato fue muy correcto, todo lo correcto que puedes dar cuando te tienes que multiplicar por 20.

              He de hacer un inciso para constatar que durante todo el tiempo transcurrido fui re-bautizado y mi nombre paso de ser Antonio, a el de la Hernia Inguinal.

              Una vez que empece a sentir las piernas unas tres horas después de haber entrado en el purgatorio, deje atrás aquella ingente cantidad de carne, ya que la intimidad era una palabra desconocida en aquel lugar. Y volví a ser volteado a mi cama, esta vez con más violencia si cabe, ya que el reloj marcaba casi la hora del cambio de turno.

                 El retorno a la habitación tres plantas más arriba, sin duda marcaron récord de vuelta, aquello fue un abrir y cerrar de ojos. Pasado un tiempo la Enfermera de planta paso a saludarme y preguntar que tal había ido todo y que me quedaría ingresado porque había sangrado mucho y tenia un drenaje. Exceptuando en el área de hospitalización donde todos me conocían el trato fue paupérrimo, jamas me llamaron por mi nombre y ni tan siquiera una vez me vio el mismo Médico, aquello funcionaba por mediación divina.

                  A las 30 horas de la intervención hable con la Enfermera que llevaba mi habitación, para preguntarle si no me iba a visitar ningún cirujano, ante la sorpresa llamo al de guardia. Pasadas unas horas aparecido un señor muy joven, evidentemente un Residente que en ningún momento se acerco a menos de un metro y repetía constantemente la misma pregunta, si me dolía, a lo que respondí afirmativamente más que nada por la tremenda incisión que me habían realizado 30 horas antes. 



         Cuando se marcho pregunte a la Enfermera si no me iba a reconocer un Cirujano, a lo que me contesto que el cirujano ya había rellenado la historia clínica mientras me visitaba el Residente, supongo que por Ciencia Infusa, Star Trek en estado puro.


               Me dijeron que hasta que el drenaje no dejará de sangrar no me iría de alta, al día siguiente me visito un cirujano, el que me pregunto si sangraba, a lo que respondí que no, sin mirar ni herida ni drenaje me dio el alta, y me dijo que me avisarían cuando estuviera listo el informe para ir a recogerlo a la planta de Cirugía.

                   Tras unas 3 horas de espera mi mujer se llego a preguntar a la mencionada planta y sí, el alta estaba lista, pero habían olvidado avisarnos. Acto seguido me marche de alta andando hasta el ascensor, haciendo de tripas corazón porque el dolor era tremendo, pero  pretender que un celador me llevará en silla de ruedas era misión más que imposible, los señores no pueden perder el tiempo en esas trivialidades.

             Como buenamente pude llegue al aparcamiento unos 30 minutos después. Ni que decir tiene que las curas las hizo mi mujer y más tarde cuando se infecto la incisión quirúrgica, me puse yo el tratamiento antibiótico y a través de un espejo me realice las curas.

                   Jamas en mi vida había sufrido un trato más vejatorio y eso que "era de la casa", no porque fuera compañero, si no al menos por quedar bien, corporativismo y esas cosas. Lo que más me llamo la atención fue la falta de seguimiento por parte de Cirugía, ya que en 72 horas me atendieron 6 cirujanos distintos y todas las conversaciones se basaron en monosílabos. Por lo que el hecho que poder estar escribiendo este relato es más por azar del destino, que por la ciencia médica. El deterioro de la Sanidad Pública no es de ayer, llevamos más de tres décadas en caída libre y esto lo puedo corroborar en primera persona, por haber sido trabajador de dicho sistema durante todo ese ciclo. Todo esto ocurrió en el 2014, ahora vuelvo a intervenirme, espero poder contar mis experiencias, aunque claro está he cambiado de hospital.

                 Pero cuando hay que llenar bolsillos de terceros es lo que suele ocurrir.





jueves, 8 de enero de 2015

Más de 140. Cita nº115 Dolor y Vida

          
          Escrito parido entre terribles dolores, que no genitales. En ocasiones la templanza se pierde y volver a coger el camino de la cordura representa un arduo trabajo, del que cada vez se piensa con más frecuencia si merece la pena, son momentos llenos de sombras y oscuridad que no te dejan pensar más allá del momento presente.

          La capacidad de análisis desaparece, parece ser que estas solo ante el peligro y de echo es así. Sin ningún recuerdo ni emoción a la que asirte, como tabla de salvación. Sólo piensas en liberarte de este fardo que esta repleto de sufrimiento y que apenas te obsequia con un instante de paz en el que convertir, aunque de manera efímera, algún segundo de tranquilidad en felicidad.

           Pero nada más lejos de la realidad ésta condena a galeras, sin remo, ni látigo y de paso sin galera. Donde la única nave a remar es tu cuerpo y cuyo puerto de llegada no es otro que la muerte. Término, nunca mejor definido en este caso como el de descanso, y sin el menor género de dudas, eterno. 

           No quiero ni pensar lo difícil que debe ser la vida de tu compañero/a de aventura, si es que tienes la inmensa fortuna que aguante el sacrificio, ya que es, un papel extremadamente complejo, porque difícilmente llega ha entender en su verdadera magnitud tu padecimiento y son muchas las veces que dan palos de ciego con la mejor de las intenciones.

        Más aún el mazazo que supone, por una debilidad intrínseca al ser humano, y es cuando en momentos de incertidumbre y desespero, percibes que titubean  ante  la credibilidad de los síntomas y  entonces  es cuando te embarga una terrible soledad que te hiela el alma y no ves más salida que poner fin a esta carrera sin meta.

          Porque vivir 24 horas al día, 365 días al año con dolor, es el peor martirio al que puede ser sometido un ser humano, con el agravante de que en determinadas ocasiones se te exige una compostura y un comportamiento acorde con momentos que así lo requieren, en un   periodo dado, cuando esto supone poco menos que una misión imposible. 

        Y quizás una de las circunstancias que más te hunde en un profundo estado de malestar, es cuando hay circunstancias determinadas en las que se te juzga de igual a igual que a otros congéneres que gozan de salud. Otro punto que juega en nuestra contra es poseer un aspecto lozano en el que solo el ojo más entrenado sería capaz de atisbar cierto grado de disconfort provocado por la patología. 

           Por lo que me atrevo ha dictaminar que es una de las enfermedades más maquiavélicas y retorcidas de cuantas existan en los tratados de patología actual. Es el pasar del tiempo el que imprime mayor dramatismo al hecho de estar enfermo y este es cuando tu propia familia, quizás por agotamiento y monotonía llegan a poner en tela de juicio tu situación.

                 Ellos junto a ti, viven el hecho de una cotidianidad  que te va mermando hasta llegar a un estado irreversible de amargura en ocasiones mal disimulado. Es lo que toca y debemos seguir haciendo camino...


martes, 6 de enero de 2015

CÓMO CONVERTIRME EN EL PUTO AMO de Vicente Jiménez @Parnasillo (Retocado)


Artículo de colaboración 
El siguiente artículo esta presentado por Red de Blogs Comprometidos, un grupo de personas a quienes les preocupa la situación que se está viviendo en la actualidad y lo reflejamos en blogs. También ofrecemos soluciones serias y otras veces críticas.


Hay ocasiones en las que todos los componentes de Somos #Red, nuestro sello en twitter, publicamos algo en común por el interés general que puede representar.

En este artículo, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, pero estamos seguros de que provocará alguna sonrisa, o algo más...
La Razón diciembre 2014

Si yo fuese infinitamente más amoral que todos los corruptos políticos y financieros que han y están surgiendo a la luz intentaría superarlos a todos; vamos, que los dejaría a la altura del betún: para ello aprovecharía de forma inteligente el descontento popular que inevitablemente surge en épocas de crisis. Como inmoral y oportunista profesional me aprovecharía de la carroña para alimentarme. Haría acto de presencia en aquellos lugares donde se concentrase el descontento, pero no sería uno más: sobresalir es un trabajo de equipo y recibir palos un trabajo para el equipo, que yo quedaría siempre en un discreto segundo plano cuando la cosa se calienta o te pueden calentar. Si fuese un profesor de universidad, por ejemplo, usaría a los alumnos como kleenex y los pondría por delante en las manifestaciones para que recibiesen los palos ellos. Yo y la cúpula me quedaría detrás en la retaguardia y después recogería los réditos: cuanto más hubiese asalvajado a mis alumnos mejor y cuanto más palos hubiesen recibido, mejor. Así podría hasta llegar a presidente de una nación comunista.

Lo segundo sería sacar rédito de forma inteligente a los de Sol y el movimiento 15M. Las hienas nunca roban las presas solas así que me iría haciendo notar poco a poco, pero corriendo los mínimos riesgos posibles: si en una manifa las cosas se pusiesen feas siempre lanzaría a los más tontos y crédulos por delante a pelearse con la policía y puede que ser heridos o detenidos mientras yo permanecería al abrigo de la retaguardia: el mundo sigue siendo de los listos y no voy a cambiar de costumbres, faltaría más. Cuando yo hablase en las asambleas siempre habría sectarios de mi manada que aplaudirían mi discurso hasta con las orejas y poco a poco sobresaldría de la masa hasta convertirme en líder; y para ello al final necesitas teatralizar en serio algo más . Ya no estoy en Sol ni con alumnos. La cosa pasa a mayores: ahora están los medio pendientes, etc.

Para escenificar necesitas montajes de plataformas, propaganda, escenarios, cámaras..., dinero, en definitiva: mucho dinero. Dinero para material, para aparecer machaconamente de forma triunfalista como un anuncio de la Coca Cola, aplaudiendo a no sé qué. La gente ignorante funcional pensará, si aplauden es que algo estarán haciendo muy bien. Lo pobres ni se dan cuenta de que se trata de autoaplauso vacío de contenido y sentido común..., aplaudir queda bien, después de colocar a tus acólitos estratégicamente y manipular las asambleas con las viejas técnicas; sí, esas que ridiculizan, obvian o simplemente se deshacen de los elementos discordantes. Aplausos garantizados: plas, plas, plas; y las cámaras y micrófonos recogiendo la instantánea después de poner a parir las maldades de los políticos y del sistema. No hay mejor forma de practicar la demagogia que utilizar verdades a medias para colar mentiras enteras. Yo os salvaré porque soy honrado y los míos también: nosotros somos el pueblo ¡Qué digo el pueblo! soy Moisés, soy Jesucristo...

Para conseguir financiación vendería España a una potencia extranjera cuyo sistema político estuviese en las antípodas del que en esos momentos teóricamente predominase aquí. A cambio obtendría financiación para esos medios de comunicación con el compromiso de cumplir futuros pactos inconfesables que beneficiasen al país inversor y a mi persona: chico, si me pagas los medios de comunicación para bombardear a los tontiñoles yo te cuelo esa ideología en Tontilandia y después nos ponemos las botas.

Con los medios de comunicación de masas a mi servicio haría que las noticias de corrupción fuesen el pan nuestro de cada día y me introduciría poco a poco en programas de tertulias políticas. Sabría emplear muy bien el dinero con el que me apoyasen. El pueblo lanar, crédulo y tonto de capirote me seguiría como al nuevo mesías y también le habría calentado la oreja a los antisistema que dominan la calle a sus anchas. Dominando la calle y unos medios es imposible que no me convirtiese en el puto amo. Y siendo mi supuesta ideología de carácter universal prometería abrir fronteras y dar un sueldo fijo a todo el que aterrizase por estas tierras de jauja. Prometería que en mi nuevo edén todos los desesperados podrían disponer de sueldos de ensueño y techo sin trabajar. Para eso pagarían los tontos que me eligiesen, pero ellos no se darían cuenta de ese detalle hasta que fuese demasiado tarde. Prometería la luna y todo lo que quisiesen escuchar, pero sabiendo que llegar hoy a la luna es imposible, tal como están las cosas. Pero tontiñoles son tan infantiloides que les puedo prometer lo más absurdo y se lo creerán como los niños creen en los Reyes Magos. En España vamos a gobernar los ciudadanos por asambleas de barrio. Plas, plas, plas, más aplausos... Aquí mandáis vosotros... plas, plas, plas...

Chicos, eso es democracia de verdad y no la de esos mangantes bipartidistas: nosotros somos la honradez personificada, nosotros somos el pueblo. Luego, claro está, ante semejante manada de crédulos realizaría la transformación del agua en vino y ¡alehop! Ya somos un partido. Chicos, para ganar y acabar con esos corruptos hay que convertirse en un partido como los demás. De ahí a ser el puto amo ya no queda nada. 

Luego..., lo que se da no se quita jamás. JAJAJAJAJA (risa tenebrosa, y se cierra el telón). Nunca más volveréis a votar.


lunes, 5 de enero de 2015

Más de 140. Cia nº114 Joanna Connor Band




        Joanna Connor, nacida el 31 de Agosto de 1962 en Brooklyn (New York).   Vive desde 1984 en Chicago donde se sintió atraída por el Blues y en otoño de 1987 crea su propia Banda, The Joanna Connor Band, después de actuar con Junior Wells, Buddy o James Cotton. Aunque no es muy conocida a nivel popular, es muy apreciada por la crítica.

              Sorprende su dominio en toda la gama de Blues; Blues Moderno, Guitarra Slide y Blues Rock, con unas composiciones propias muy influenciadas por el Funk, Rock, Jazz y Delta Blues.

Su discografía:


Believe it! 1989
Flight, 1992

Living of the Road, 1993
Rock&Roll Gypsy, 1995

Big Girl Blues, 1996


Slidetime, 1998

Nothing But The Blues, 2001
The Joanna Connor Band, 2002







Joanna Connor @ Chicago house of blues - Kingston Mines - People Get Ready


Walkin' Blues Joanna Connor @ Carty BBQ & Blues 2014 in Norwood!








sábado, 3 de enero de 2015

Más de 140. Cita nº113

                 


                   Estamos empezando un año que de seguir así se puede convertir en el principio del fin. Si no lo remediamos indefectiblemente entraremos en una espiral de miseria y odio entre nosotros, como viene sucediendo en países hermanos de Latinoamérica. 

            La desesperación a la que se ha visto abocada gran parte de la población es la peor compañera de viaje, y en consecuencia ejerce sobre nosotros una influencia negativa, que nos lleva a cometer errores de bulto en nuestra capacidad de raciocinio, justamente en ese momento estamos inmersos.

                   Esta situación está  siendo aprovechada de manera prodigiosa por los encantadores de serpientes, que dominan a la perfección el funesto arte de saber dar el golpe definitivo, en el momento preciso. 

              De ahí que los que aún no hemos sido contagiados con este mortal virus, intentemos buscar la cura antes de que sea demasiado tarde. No decimos que la situación actual sea la ideal, nada más lejos de la realidad, pero lo que si tengo meridianamente claro es que la desunión no nos pondrá en el camino de la solución. Al contrario y el adversario lo sabe, divide y vencerás. 

                  Ante estos acontecimientos no nos queda otra, la unión hace la fuerza y juntos podremos enderezar el rumbo de esta nave que se encuentra a la deriva. No quiero convertir este post en una arenga militar, sino todo lo contrario en un lugar de reflexión, en el que exponer ideas para entre todos encontrar el sendero definitivo hacia la Democracia Formal. Con la que instauraremos un poder dirigido desde el pueblo y controlado en todo momento por un sistema de contramedidas, que no es otro que la separación de poderes, que a su vez garantiza la representatividad de la sociedad civil. 

              Entonces y solo entonces tendremos prácticamente garantizado el camino del éxito, que se conseguiría con tiempo y sin prisas, pero esta vez con las espaldas bien cubiertas. 

                  Os invito a reflexionar sobre estas palabras, y mediante el debate no dejarnos engañar por el primer cantamañanas oportunista que acabe definitivamente con nuestro sueño, vivir en un mundo próspero y lleno de oportunidades. Esto está a nuestro alcance, solo queda frenarlos y hacer camino...








               

viernes, 2 de enero de 2015

Más de 140. Cita nº112 Camino de la Miseria.

                 Os presento una entrevista en la que podéis observar como un pueblo hermano fue vilmente engañado y donde los Españoles podemos ver en ella un fiel reflejo de la situación que estamos atravesando en este momento. Se puede ver como Chavez se oculto bajo el manto de la democracia para obtener el poder, que una vez conseguido destapo un dictador inmisericorde. 

                Desde este 1998 hemos podido asistir a la degradación de Venezuela hasta llegar en este recién estrenado 2015 a la más absoluta de las miserias y con unos indices de criminalidad cercanos al genocidio, con 25.000 asesinatos en el pasado 2014. 

               Creo que no hace falta dar más explicaciones para que tomemos nota, y aprendiendo de experiencias ajenas evitar caer por el mismo abismo al que de momento nos enfila las recientes encuestas. Vean y presten atención a la mencionada entrevista no tiene el más mínimo desperdicio:




             El Indice de Miseria en Venezuela a fecha de Junio del 2014 era del 79,4 basándonos en las cifras oficiales calculadas sobre los precios controlados. Sin embargo si atendemos a los precios reales del mercado negro esta cifra se elevaría al 301. Siendo ya 79,4  el Indice de Miseria más alto del Mundo.




A BUEN ENTENDEDOR CON POCAS PALABRAS BASTA