viernes, 11 de septiembre de 2015

ORIGEN DEL NACIONALISMO SECESIONISTA

Autor: Vicente Jimenez @Parnasillo

En primer lugar, nada tienen que ver los nacionalismos en la formación de los grandes estados y naciones con el fenómeno del nacionalismo secesionista. Para explicar España habría que acudir a la Historia de España y éste no es el momento. Solo cabría puntualizar un par de detalles como que ya los enciclopedistas y grandes filósofos de la Revolución Francesa reconocían a España como una de las primeras naciones que se formó en Europa.

In all the European states founded at the commencement of the middle age, the power of the king was limited by that of the nobles. The Diets in Germany, in Sweden, in Denmark before its charter of servitude, the Parliaments in England, the Cortes in Spain, the intermediate bodies of all kinds in Italy, prove that the northern tribes brought with them institutions which confined the power to one class, but which were in no respect favorable to despotism.

Es decir, si la nación precede al Estado; es decir primero viene la nación y después se forman los Estados imaginad si la nación española ya existía o no.

Fueron grandes reyes los que pelearon por su dominio y el poder que llegaron a adquirir fue absoluto. Un punto clave de unificación lo llevaron a cabo los Reyes Católicos cuando sometieron a la turbulenta nobleza. Según el historiador Pierre Vilar (nadie tachará a este historiador de ser de derechas) el invento de la pólvora tuvo mucho que ver en el proceso.

Antes, en la Edad Media, si un noble rebelde se enrocaba en su castillo se necesitaba mucho esfuerzo y tiempo de asedio para someter al noble en su castillo. Los Reyes Católico pegaban cuatro cañonazos y las puertas del castillo se abrían y el noble se rendía antes de tener que ser asediado; llegando a engrosar el ejército vencido las filas del ejército vencedor. Esa potente tromba de medios y hombres unificaron España sí o sí. Ninguna gran nación se ha formado mediante votaciones sino siempre a sangre y fuego. Esta es una ley tan inalienable como la de la gravedad en toda la historia de la humanidad.

Otro caso en la formación de naciones han tenido lugar cuando la nación colonizadora daba la libertad a la parte colonizada o bien la libertad se conseguía mediante una acción de guerra. Han sido las tierras coloniales, que unas veces han ganado su independencia venciendo en buena lid al país que los colonizaba, como el caso de EE UU, Perú, Filipinas y tantos otros; o bien porque ese país colonizador les ha regalado su independencia, como ocurrió en África y Asia en muchas ocasiones. Pero siempre, en los dos casos, ha mediado una gran distancia física entre ambas naciones.

El origen de los nacionalismos separatistas ha sido muy bien estudiado por historiadores, sobre todo ingleses y alemanes. Yuval-Davies 1997, Margalit and Raz...

Refiriéndose a los origenes del nacionalismo en el S XIX, cuando la clase burguesa se empachaba hasta el vómito con todo el dinero que ambicionaba y más, buscaba nuevos horizontes y fija su vista en el poder. El dinero y todo lo que se consigue con él mismo ya no excita para nada sus pasiones, así que buscan alimentarlas con algo nuevo. Su enorme frustración venía (y continúa viniendo) dada cuando debido a su mediocridad tomaban consciencia de la imposibilidad de llegar al poder de su gran nación, así que se inventaban una nueva que sacaban de su terruño. Si no puedo ser rey de una gran nación de verdad me invento la mía propia y me convierto en rey. Algo así como la república independiente de mi casa de IKEA.

Así que siempre ha sido no la derecha, sino la extrema derecha la que ha impulsado el nacionalismo. Que os quede claro: no puede haber nacionalismo de izquierda, el nacionalismo es de derecha digan lo que digan y lo disfracen como lo quieran disfrazar. El nacionalismo proviene de una borrachera de ambición de los que siempre han llevado las riendas de la economía. Es más, Lenin odiaba los nacionalismos porque quería un mundo unido sin naciones ni estados donde mandasen los obreros. Para Lenin sobraban todas las naciones y jamás se le hubiese ocurrido mantenerlas aunque fuesen más pequeñas por divisiones. Y quien no me crea que lea el Manifiesto Comunista. Ya sabéis. Obreros de todo el mundo uníos en la lucha…

Su vehemencia llegaba a tanto que refugiado en Suiza durante la Primera Guerra Mundial creyó que, en las trincheras, los obreros franceses jamás dispararían contra los obreros alemanes y se llevó la desilusión de su vida. Ahí ya vio que sus teorías se tambaleaban, de momento.

Por lo tanto, sin entrar en profundidades queda zanjado el tema de si los nacionalistas son de izquierdas y aquellos que comparan el origen de España con el origen de Cataluña como nación. Simplemente, no ha lugar.


Red Blogs




No hay comentarios:

Publicar un comentario