sábado, 3 de enero de 2015

Más de 140. Cita nº113

                 


                   Estamos empezando un año que de seguir así se puede convertir en el principio del fin. Si no lo remediamos indefectiblemente entraremos en una espiral de miseria y odio entre nosotros, como viene sucediendo en países hermanos de Latinoamérica. 

            La desesperación a la que se ha visto abocada gran parte de la población es la peor compañera de viaje, y en consecuencia ejerce sobre nosotros una influencia negativa, que nos lleva a cometer errores de bulto en nuestra capacidad de raciocinio, justamente en ese momento estamos inmersos.

                   Esta situación está  siendo aprovechada de manera prodigiosa por los encantadores de serpientes, que dominan a la perfección el funesto arte de saber dar el golpe definitivo, en el momento preciso. 

              De ahí que los que aún no hemos sido contagiados con este mortal virus, intentemos buscar la cura antes de que sea demasiado tarde. No decimos que la situación actual sea la ideal, nada más lejos de la realidad, pero lo que si tengo meridianamente claro es que la desunión no nos pondrá en el camino de la solución. Al contrario y el adversario lo sabe, divide y vencerás. 

                  Ante estos acontecimientos no nos queda otra, la unión hace la fuerza y juntos podremos enderezar el rumbo de esta nave que se encuentra a la deriva. No quiero convertir este post en una arenga militar, sino todo lo contrario en un lugar de reflexión, en el que exponer ideas para entre todos encontrar el sendero definitivo hacia la Democracia Formal. Con la que instauraremos un poder dirigido desde el pueblo y controlado en todo momento por un sistema de contramedidas, que no es otro que la separación de poderes, que a su vez garantiza la representatividad de la sociedad civil. 

              Entonces y solo entonces tendremos prácticamente garantizado el camino del éxito, que se conseguiría con tiempo y sin prisas, pero esta vez con las espaldas bien cubiertas. 

                  Os invito a reflexionar sobre estas palabras, y mediante el debate no dejarnos engañar por el primer cantamañanas oportunista que acabe definitivamente con nuestro sueño, vivir en un mundo próspero y lleno de oportunidades. Esto está a nuestro alcance, solo queda frenarlos y hacer camino...








               

2 comentarios:

  1. Excelente artículo que propone sensatez, sentido común y ese "seny" que algunos catalanes han perdido con aventuras independentistas. Espero que la reflexión se lleve a la práctica y que este manifiesto llegue a muchos para que puedan poner esa reflexión en práctica. Nos ira a todos mucho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vicente por tus palabra.Más aún viniendo del maestro.

      Eliminar