sábado, 18 de enero de 2014

Más de 140. Cita nº72


     

          Soledad, maravillosa palabra que infunde miedo, temor,  desesperanza para la inmensa mayoría que la oye.  Y sin embargo para otros un placer inalcanzable. Si os paráis a pensar detenidamente, a lo largo de vuestra vida seguro que habéis podido coger el tren de la soledad en más de una ocasión y quizás por algún motivo de los citados anteriormente lo dejasteis pasar, pensando que hacíais lo correcto.

           Que equivocados estamos los que hemos perdido en alguna ocasión esa oportunidad. Reconozco que hay que tener un coctel de, sabiduría, templanza y  tener muy claro un proyecto de futuro para saber disfrutar de ella, así como aguantar las pruebas a las que nos someterá, como la maldita obsesión de nuestra civilización de quererlo socializar todo.

           El que disfruta de su soledad, le demuestra al mundo que el suyo interior es mucho más rico y productivo. Libre de censuras y cortapisas, donde su capacidad creadora siempre va por autopista. Tienes la ventaja que para subsistir , estas socializado en tu trabajo o actividad que te reporte los medios materiales, que no son más que instrumentos para desarrollar y disfrutar de tu parcela de soledad. Todos en algún momento de nuestra vida hemos podido comprobar en primera persona que no se puede ir de la mano al mismo tiempo de la creación y  la vida en común, sin embargo perfectamente compatible con la soledad.

           Uno de los grandes inconvenientes de la soledad es que es muy egoísta y te pide el 100%, vamos que te pide exclusividad, aunque luego por distintas vías de transferencia te lo devuelve con creces. Esa pizca de valor añadido es la que hay que saber discernir  para ir separando el valor de la soledad del resto que te deja vacío.

           Normalmente los mal llamados "solitarios", si son por opción y no por obligación yo los llamaría "elegidos". Cuanta virtud puede haber en un folio en blanco durante horas mientras juegas con el lápiz entre los dedos. Seguro que cuando ese mismo folio esta garabateado y sepamos comunicarnos con él, estableceremos unas vías de comunicación donde nuestra fantasía nos llevará a una plena felicidad que por efímera que esta pueda parecer, seguro que merecerá la pena.

           El elegido debe ser una especie de chaman de la creación, cuyo propio microcosmos hace que su imaginación revolotee continuamente y como una abeja recogiendo néctar este pueda transformarlo más tarde en momentos creativos en los cuales sea capaz de conocer la verdadera realidad por la que la vida merezca la pena ser vivida, por corta, injusta y traidora que  ésta sea la mayoría de las ocasiones.

           Desgraciadamente cada día existen más dificultades para que el elegido pueda desarrollarse en sociedad e incluso en pareja. La socialización plena, así como una armoniosa vida en pareja están en plena contraposición con el espacio contemplativo y de creación que necesita el amante de la soledad.

3 comentarios:

  1. Paciencia mi buen amigo, paciencia y recorrer el camino que nos imponen con el mejor talante que podamos. No nos queda de otra...

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  2. SOLEDAD, soledad elegida o soledad impuesta? La soledad impuesta es la que nos atemoriza, nos aterra, nos hiela la sangre...Te la encuentras de pronto un día, sin haberla llamado, sin quererla. Nuestro entorno social la condena, la ve como una de las cosas más terribles que le pueden pasar al ser humano....

    En cambio, cuando elegimos la soledad es cuando realmente somos capaces de disfrutar de ella, de ver sus ventajas, la independencia que te proporciona y el ser dueño absoluto de tu tiempo...
    Pero para elegir la soledad hay que tener una rica vida interior de la que nutrirnos y disfrutar.

    Lo idóneo sería, desde mi punto de vista, el saber conjugar la soledad elegida con la socialización y poder disfrutar de la una y de la otra.

    ResponderEliminar
  3. Estupenda tu definición puede que mi soledad fuera en un principio impuesta pero....Hoy mi soledad es mi amable compañera rica en en trabajos pensamientos y sonrisas. Me ha encantado este post y soy tan solitaria como terca no puedo pasar sin decir lo que me gusta o no!! Saludos!!

    ResponderEliminar