martes, 24 de diciembre de 2013

Más de 140. Cita nº69



             Cuando salta la adrenalina y nuestro verdadero yo nos posee, como por ejemplo  en acontecimientos deportivos, artísticos,  catástrofes,  alegrías colectivas etc., nos descubrimos tal como somos sin un ápice de manipulación política o mediática,  surguiendo de nuestro interior el grito desesperado de ese yo que preteden sepultar día a día. Simplemente por intereses económicos o de poder social que indefectiblemente nos lleva al primer interés. 

          Ellos, esa #casta tan especial que todo lo manipula,  sabe elegir el momento justo para anular el yo y convertirnos en masa. Salir de ese enjambre resulta más complicado de lo que a simple vista parece, solo una minoría se para a reflexionar, fuera de esos momentos donde la antes mencionada adrenalina alcanza su verdadero protagonismo.

            Esa debilidad innata del ser humano de dejarse llevar,  sin duda más cómoda,  pero no por cómoda más acertada es la que saben aprovechar como nadie. Es fundamental para alcanzar una vida digna de ser vivida, de que ese yo se imponga a la masa y por lo tanto que esta tome una forma bien definida, dando cuerpo de sociedad cohesionada que imponga respeto a esa #casta vilipendiadora que nos utiliza como meros instrumentos.

               Solo desde esa posición de apoyo mutuo, nos sentiremos fuertes para emprender el verdadero camino de una democracia formal, justo ese momento sería cuando la lucha por el poder dejaría de ser lucha y poder, para pasar a unos ciudadanos que nos representarían durante un periodo de sus vidas para aportar su grano de arena en una cadena atemporal de concordia.

          Por utópico que pueda sonar todo esto, es una meta más fácil de alcanzar de lo que apriori pudiera parecer, solo hace falta pararse a meditar como cada uno de nosotros puede controlar ese yo, que nos pertenece y no debemos permitir que otros lo manipulen a su antojo.

            Como para cualquier aparato tiene su manual de instrucciones,  la política no iba a ser menos y para colmo hasta son sencillas y puedo demostrarlo con solo recomendar la lectura del blog Lo que nos une de nuestro compañero en Twitter @Parnasillo, donde se ha tomado la molestia de desenmarañar toda una tela de araña para poner al alcance de cualquiera ese manual o reglas a seguir para alcanzar un verdadero bienestar social.

              Tras una lectura ordenada y minuciosa os aseguro que no será tan fácil volver a engañarnos,  aunque por otro lado comprendamos como unos pocos manipuladores se han aprovechado de nuestro lado de masa que ya hemos quedado en ir corrigiendo.

               Siempre se ha dicho que la mejor publicidad es el boca a boca, es lenta pero la más eficiente y fiel de todas, en #RED podréis comprobar que es nuestra forma de trabajo, información libre de ideologías y sectarismos. La vida es tremendamente corta para perder el tiempo con experimentos, estos ni con gaseosa, hagamos honor al titulo de ser humano que nos dan al nacer y emprendamos el camino juntos y todos a una.



               Curiosamente después de escribir esta cita me he dado cuenta, que podríamos titularlo de forma alegórica al número de dicha cita: "La erótica del poder".

lunes, 16 de diciembre de 2013

Más de 140. Cita nº68


               Están a punto de llegar las fiestas con las que conmemoran estos pre-hominidos nuestra llegada a este sub-planetoide, que en un principio íbamos a utilizar de estación de servicio para nuestras naves. Celebran los pobres despistados 2013 años, justo 6000 años después de que llegáramos. 

               Esa diferencia de 4.000 años es debida a nuestra cautela a la hora de realizar nuestra misiones. Hasta que llego un día en que pudimos apreciar que llevaban un camino de autodestrucción y mandamos un emisor para que apaciguará el tema, pero la repercusión fue desproporcionada...lo hicieron Hijo de Dios a las primeras de cambio y luego lo asesinan, eso si muy propio de esta sub-cultura, todo el que no va con ellos van en contra y lo liquidan. Triste pero real.

                Después de aquella movida cambiamos nuestra ruta inmediatamente y jamas quisimos saber más de ellos. Lo cierto es que poco tenían que enseñar a no ser que fuera su brutalidad y la falta de dialogo, aunque tampoco podíamos esperar más de una civilización tan poco avanzada.

               Hace unos años y tras un triste accidente volvimos a tomar contacto con ellos, afortunadamente durante poco. Nos sorprendió cuanto habían avanzado en ciencia, comunicaciones y cierto grado de urbanismo aunque en zonas muy localizadas. Erigieron miles de templos a nuestra ayuda.

               Pero al poco tiempo nos dimos cuenta que eran los mismos salvajes que dejamos tiempo atrás, nunca llegaron a entender nuestro equitativo reparto de bienes. Y ya no hablemos de nuestra manera de gobernar. No entendieron nada de nada.

                Queda esperar que si volvemos alguna vez y queda algo de ellos podamos seguir enseñándoles él camino, pese a su natural rechazo a todo lo que suponga cierto grado de sacrificio.




jueves, 12 de diciembre de 2013

Catarsis 4ª y última parte.




CATARSIS de Javier Benegas y Juan M. Blanco


A lo largo de diferentes artículos a través del trimestre os iré poniendo la miel en los labios a cerca de los libros que me gustan. Empiezo con "Catarsis" libro de dos grandes periodistas de Voxpopuli: JAVIER BENEGAS Y JUAN M. BLANCO. Espero que os anime a su lectura completa.

En cuestión de pocas décadas, el Estado y sus prolíficas administraciones no sólo se han convertido en el convidado de piedra de nuestras azarosas vidas, el invitado gorrón que todos los días se sienta a comer a nuestra mesa, sino que también nos amedrentan mediante un bombardeo incesante de advertencias convirtiendo cualquier actividad en una potencial amenaza".

            "Si existe un denominador común entre los actuales gobernantes europeos -lo mismo da que miremos a Alemania o a España- es su incapacidad para tomar decisiones que pongan en riesgo su popularidad y, por tanto, su continuidad en el poder".

            "Vivimos atrapados en la política del corto plazo y del cálculo electoral que, en última instancia, impone la propia sociedad a la que pertenecemos. Una realidad a la que ya aludía Goethe cuando escribió que <<la multitud no envejece ni adquiere sabiduría: siempre permanece en la infancia>>.

             "La legitimidad es un concepto que trasciende el mero apoyo a un partido o Gobierno. Aparece cuando los ciudadanos consideran que la autoridad se ejerce de manera correcta y justa, de acuerdo con las ideas y valores imperantes".

            "Los vicios se encuentran ya en el origen del Régimen de 1978, aunque hayan tardado cierto tiempo en manifestarse. La narración oficial suele presenta la Transición política en España y la elaboración de la Constitución como un proceso modélico en el que las fuerzas políticas realizaron grandes esfuerzos y sacrificios para llegar al consenso. Sin embargo, el intento de atender a los intereses de todos los partidos condujo a una Constitución con notables deficiencias: ambigua en algunos aspectos, prolija pero contradictoria en otros y peligrosamente abierta en ciertos temas sobre los que no fue posible llegar a acuerdos beneficiosos para todos los políticos. El consenso persiguió los beneficios de los partidos y de la Corona, relegando los intereses de los ciudadanos a un segundo plano".

            "Un Gobierno tan sólo controlado por una elección cada 4 años tendería a perseguir metas alejadas de los intereses de los ciudadanos. El problema se agrava en sistemas, como el español, donde el elector ni siquiera puede votar directamente por su representante y debe limitarse a introducir una papeleta con una lista cerrada y bloqueada".

            Y con esto os dejo unas pinceladas de poco más de medio libro. Catarsis es todo un espectáculo.




miércoles, 11 de diciembre de 2013

Más de 140. Cita nº67




         











Me da la impresión, que con el lirismo y poesía que veía nuestro amigo Kubrick el futuro en 2001: Una Odisea del Espacio, parece ser que nos empeñamos los mortales es desfigurar a extremos que harían temblar al mismísimo Wes Craven.


          





Sin ir muy lejos, la sociedad planteada por el guionista John Wagner en su Juez Dredd donde dicho Juez es policía, juez, jurado y verdugo. Cada día lo tenemos más cerca, eso sí exceptuando a la #casta. 

      


   
 Con el estado policial, la sanidad para minorías y enseñanza para menos, se esta dibujando lenta pero inexorablemente un paisaje postapocalíptico.






 No debe estar tan lejos una sociedad tipo Mad Max y si damos rienda suelta a nuestra imaginación hasta, en un The Walking Dead me veo corriendo de un lado para otro.

        


"señores" políticos porque no lo dejáis todo, cogéis vuestros bártulos y os vais al fin del mundo. El cine fantástico me entusiasma pero vamos a dejarlo donde está.


sábado, 7 de diciembre de 2013

Releyendo la Constitución de España Autor: @carinho9





            Decidí estos días leer la Constitución como ejercicio democrático. Lo he hecho previamente, desde que llegué a esta, mi segunda tierra, mi país adoptivo. Le leo por tercera vez, y en esta ocasión he revisado artículos concretos. Como cada libro que “cae” en mis manos, acostumbro a leer el prólogo y las diferentes notas previas al texto, con lo cual también me he detenido en el Preámbulo, y este en particular vale la pena releerle, dice textualmente “La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía”. Paralelamente, recuerdo la definición de la RAE sobre Constitución, “Ley fundamental de un Estado que define el régimen básico de los derechos y libertades de los ciudadanos y los poderes e instituciones de la organización política”.




          Me queda claro que el Preámbulo busca explicar las razones de una Constitución hecha en Justicia, Libertad, Seguridad, Bien de cuantos integran la nación, Soberanía. No puedo evitar revisarles a su vez recordando los hechos ocurridos en estos últimos años.
momento en el que España salía de un largo período dictatorial, para encausarse, o al menos eso es lo que se planteó en su momento, en una democracia. Se mencionan varios términos en los que vale la pena detenerse: 
Hablamos de Justicia, cuando se suceden hechos de corrupción que afectan a partidos e instituciones, donde lo que vale es cuanto poder que se llega a tener o el dinero de las cuentas bancarias; cuando nos sentimos desamparados ante un Estado que protege a asesinos, terroristas, violadores… un Estado que no nos trata a todos por igual, cuando se tiene un título nobiliario que nos hace “diferentes”. Esta Justicia, que si uno de sus miembros actúa bien, debe hacerlo solo y sabiendo que cada paso va a ser medido, revisado y a su vez juzgado por un sector de la sociedad y del mismo Estado.
Seguidamente está a la palabra Libertad, y si, pareciera que disfrutáramos de ella. Podemos hablar, dialogar, dar nuestras opiniones y sabemos que no se nos prohíbe; más si nos comparamos con regímenes donde cualquiera de estos actos, o incluso pensar puede costarte la muerte o en mejores casos la cárcel. Pero qué casualidad, en estos últimos días, la Generalitat de Cataluña ha creado un organismo con fondos del Estado, es decir, de los contribuyentes, nuestros, que quiere o pretende controlar lo que se dice, todo aquello que esté en contra del denominado “derecho a decidir” o inmersión lingüística, o la aberración idiomática “discriminación en positivo”, todo lo que vaya en contra de la secesión/independencia/nacionalismo, e incluso penalizarnos por ello. Lo peor, es que todo ocurre en medio de una profunda crisis, cuando hay una parte importante de la sociedad en paro, sin trabajo, y bajo la tibia mirada del Gobierno Nacional, o más bien su inacción.
Seguridad, siguiente palabra. Cómo olvidar que la Doctrina Parot, con todos sus bemoles acaba de ser abolida. No por el Tribunal de Estrasburgo, si consideramos lo que refieren diferentes abogados, no es vinculante, pero sí lo es la Audiencia Nacional. Quien con un retraso en cientos de casos ha resuelto dejar en libertad a asesinos, terroristas, violadores sin considerar la “seguridad” y los Derechos Humanos del resto de la sociedad, si, de las más de 45 millones de personas que vivimos en esta nación. Seguridad, con una policía catalana que a la vista de los acontecimientos recientes está en la mente de cada uno de nosotros, ¿cumple sus funciones en la “Seguridad ciudadana”, o no?... da mucho que pensar y analizar.
           Luego retumba en mi mente, porque no puede más que hacerlo, la palabra Bien de los ciudadanos que integran España. Últimamente este “deber” de buscar el Bien de los ciudadanos queda grande a muchos que son servidores públicos, que distan de serlo, pero si de buscar sus propios bienes y beneficios. La palabra Bien le queda grande a un Estado que en lugar de plantearse qué necesita su población antes de instaurar unas medidas que le ahogan, cumple con los preceptos dictados por organismos internacionales. Creo que hemos de recordar los Derechos Humanos, estos que fueron firmados en 1948, que están en relación directa con la palabra Bien. ¿Se están cumpliendo?, si no es así, ¿A qué esperamos para reclamarles?
           Por último, y no menos importante se menciona Soberanía, si recordamos la definición de la RAE, “…reside en el pueblo y se ejerce por medio de sus órganos constitucionales representativos”. En estos últimos meses, de manera constante este principio ha sido pisoteado, y quizás lo más grave, es que las instituciones quienes tienen la responsabilidad de protegerle, resguardarle, parecieran paralizadas en bloques de hielo, como aquellas estatuas de sal que menciona la Biblia, solo que esta vez ni siquiera sabemos hacia donde dirigen su mirada. La Soberanía sobre un territorio que por una minoría quiere ser fragmentado. La Soberanía no se discute, es, existe, se ejerce. Eso, debemos recordarlo.

       Estoy segura que queda mucho por discutir, hay mucho másen el tintero sobre una constitución que nos podría lucir lejana en el tiempo y de cara a las necesidades actuales. Para ello, hay países que han introducido cambios en sus constituciones a través de enmiendas, otros directamente han hecho constituyentes para crear una nueva. Valdría la pena sopesar los pro y los contras de cada acción. En todo caso, con esta, que hoy alcanza 35 años de haber sido promulgada, estamos incumpliéndole, y desde su preámbulo.
Ante todo esto, ¿Permaneceremos impasibles, nos mantendremos inmutables?

¿Dejaremos que otros decidan por nuestros derechos?, creo que es hora de la ciudadanía activa, y esto desde hace tiempo, desde hace años.



Autor: @carinho9

viernes, 6 de diciembre de 2013

MÁS DE 140. CITA Nº66



           Desde el lado oscuro de mi ser, veo cada día el amanecer menos cargado de ilusión y sin la brillantez que me haga vislumbrar un futuro. Nuestra marinera España siempre ha navegando sin rumbo fijo, las corrientes nos han ido llevando de aquí para allá .

        Cada época a navegado rumbo al interés de unos cuantos, que en su momento supieron apoderarse del timón. Vivimos en un país donde todos gritamos, pero ninguno se atreve, a marcar un rumbo que nos lleve a un lugar sin tanta desolación.

             Por no pensar, no nos molestamos en levantar la cabeza mirar el horizonte y luchar por despejar las brumas. Los 47 millones que nos ha tocado nacer en esta tierra, estamos unidos en una lucha común por nuestro bienestar. No debemos dejarnos llevar políticos  de tres al cuarto que nos separan y siembran en nosotros la ira. Siempre terminando,  luchando por perpetuar su especie a costa de la nuestra.

           Hasta cuando, no estáis cansados de tantas mentiras, hoy cumplimos 35 años de prorroga de la dictadura y a aquí estamos jugando un partido que nunca acaba. Señores creo que no me hace falta recordaros que el arbitro somos nosotros. Y si las reglas no nos gustan que estamos esperando para cambiar.

           Nunca es tarde para empezar de nuevo, pero háganoslo ahora que todavía podemos antes de que España sea un solar y que la #casta embaucadora se reposicione y vuelva a coger el aliento perdido.


           Ahora tenemos dos grandes oportunidades con la elecciones Europeas y las nuestras del 2015, URNAS VACÍAS Y EL PUEBLO A LA CALLE, sin dejarnos medrar por ninguna bandera o símbolo, todos a una, por instaurar una democracia formal que de ejemplo al mundo entero. Dejemos por un momento  el títi kaka de los estadios y apliquémoslo a la política porque QUEREMOS, SABEMOS Y PODEMOS.

martes, 3 de diciembre de 2013

Más de 140. Cita nº 65


                Si realizamos un rápido viaje virtual desde el primer prehomínido hasta hoy, sinceramene me resulta de lo más complicado distinguir cambios políticos desde el primer grupo. Uno manda y los demás obedecen  y ahora decóralo como quieras y ponle el nombre que se te antoje. Pero estamos en las mismas. Lo mejor para el que tiene y el que no, pues...las sobras y encima no hay para todos. Nuestra misión seguir luchando contra estos 3.000.000 millones de años de tradición.









                     Estamos ante una situación más sencilla de lo que parece, pues después de haber pasado por muchos sistemas políticos se llega a la conclusión de que el menos malo es la democracia y encima aún conociendo como hacerla funcionar, perseveramos en convertirla en un desastre, fagocitando unos pocos los dones del sistema. Solo nos queda dar un pequeño salto y  tomar conciencia colectiva de que somos simplemente las piezas de un juego al que nunca nos han invitado, pero qué sí mantenemos con nuestro trabajo, por lo tanto,  no es necesario que os diga que somos la piedra angular del sistema y sin ella el edificio cae.

                    Es nuestra responsabilidad y sólo nuestra que el edificio cambie radicalmente su manera interesada de funcionar y sea la ciudadania la que imponga las reglas del juego, que por otra parte estan escritas hace mucho tiempo, estando a la espera de ser aplicadas. Debemos obviar nuestras actuales fuentes de información TV, RADIO y PRENSA   ya que esta contaminadas desde sus raices por falta absoluta de independencia económica , ya que toda ideología tiene un precio y el principio y fin de todo desgraciadamente, es el dinero.





               Creo que a pesar de la carga negativa de este relato aún podemos. Ya que los que tenemos enfrente son muy pocos e inútiles cuando no tienen detrás una masa borregera  bailando al ritmo marcado por ellos. Y muy a pesar de que manejen absolutamente todo, este callejón aparentemente sin salida, quedará abierto de par en par cuando carezcan de los miles de millones de acólitos que ahora tienen en sus filas. 

            Todo este proceso será lento pero no eterno. La misión clave desde nuestros blogs es la de dar a conocer la verdad una y mil veces, así como dar a conocer las teorías de la mejor democracia formal posible convirtiendo a la ciudadanía en una profunda conocedora de los entresijos de un sistema justo para todos. Ninguna obra Magna se hizo en dos días...seguiremos luchando.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Antonio Garcia-Trevijano


           “El acto de escribir es simultáneo al de pensar. Si la escritura se adelanta al pensamiento, se precipita en la vacuidad del espíritu de divertimento. Si el pensamiento va delante, cae en la pesadez académica del espíritu de oscuridad, o en la ligereza del espíritu de frivolidad. La gran literatura no es técnica gramatical, ni oficio profesional, sino visión de transiciones del espíritu de poder. Los lectores aman a los periodistas vacuas porque no les incitan a pensar de modo inhabitual en el espíritu de los acontecimientos; y a los más confusos, porque les gusta adivinar el espíritu secreto que les atribuyen, Ningún filósofo, ningún historiador han igualado a los genios literarios en la descripción del tránsito del espíritu público, revolucionario o creador de instituciones, al orden público en la sociedad civil de la burguesía, que reemplazaba en el prestigio social a la aristocracia. El Orden público, agujero negro de la materia-forma humana, no deja escapar partícula alguna de luz espiritual o de irradiación energética de la sociedad.

                   Sin espíritu que la anime, la realidad es tierra ignota. La palabra sin espíritu genuino suplanta la voz de la cordura. La inercia política se toma por experiencia. Las pasiones serviles anulan las intuiciones espirituales. La fantasía sustituye la imaginación. Dando a conocer el sentido de la eufemia espiritista, la rebeldía del espíritu republicano no se contagia del idiotista idioma estatal. Un manantial de palabras inanimadas sale de la boca del Estado sin pasar por el cerebro, para impedir que de la conversación pública surja espíritu sano o inteligente. El periodismo usa un diccionario que traduce en términos decentes los vicios del régimen que defiende y los de su propio oficio. La pasión de corromper el idioma, para degenerar el espíritu de las ideas, no crece en los arrabales, sino el los palacios.

             El malestar de la cultura lo padecen más quienes menos se resignan a vivir sin espíritu de un sentido común que emane de la libertad política colectiva. Sin este maestro insobornable, se da crédito a lo absurdo y no vale lo sensato; se admira lo despreciable y se vilipendia lo admirable; se hacen movimientos histéricos con los dedos a la altura de las orejas para que las palabras sin espíritu genuino, se entiendan entre comillas. Sin espíritu emergente de la libertad común, el lenguaje no comunica razones ni sentimientos. Tan solo ruidos rutinarios de propaganda o de negocio. Los escritores no leen y los lectores escriben. La vulgaridad anega el panorama de las costumbres al cinismo de las acciones, desde el ámbito familiar al del Estado, desde las manifestaciones del arte de artefactos a los planes de docencia, desde el campo de la producción-consumo al del deporte, todo parece organizado para excluir de la vida social la función del sentido común, que es espíritu práctico, anulando toda posibilidad de que emerja un espíritu razonable que se objetive en instituciones políticas y culturales.

                A diferencia del espíritu republicano, el sentido común no es suficiente si no lo acompaña algún principio racional o ético. Cada individuo puede reclamar su derecho a la exclusiva. Pero con algún soplo espiritual de orden civil que lo anime, el sentido común cumple una función imprescindible. Función conservadora en la filosofía popular de Federico II; ilustrada en la filosofía escocesa del XVIII; revolucionaria en la filosofía independentista de colonias inglesas (Paine, Gandhi); esclarecedora en las grandes crisis causadas por la colusión de las finanzas y el poder político. Entre la jerga de economistas y políticos, la sensatez popular percibe que la crisis del XXI no fue producida por factores cíclicos incontrolables. Comprendió enseguida que era creada por la falta de control político del natural afán de lucro en directores de las finanzas, con la complicidad de incompetentes gobiernos partidistas, obligados a otorgar privilegios a la oligarquía financiera que los sostiene. El espíritu objetivo del sentido común tuvo que ser asesinado para dar vida sin sentido humano al Estado de Partidos.”

Antonio Garcia-Trevijano

domingo, 1 de diciembre de 2013

Catarsis 3ª parte


CATARSIS DE JAVIER BENEGAS Y JUAN M BLANCO.





A lo largo de diferentes artículos a través del trimestre os iré poniendo la miel en los labios a cerca de los libros que me gustan. Empiezo con "Catarsis" libro de dos grandes periodistas de Voxpopuli: JAVIER BENEGAS Y JUAN M. BLANCO. Espero que os anime a su lectura completa.


                  ¿Por qué hay tanto  inútil y corrupto ocupando cargos públicos?:
                "La clave se encuentra en el proceso de selección que llevan a cabo los partidos, caracterizado por la falta de transparencia, las listas cerradas, la ausencia de democracia interna y el desprecio absoluto por las normas".

            "Los criterios para permanecer, medrar en los partidos, obtener un cargo o ser incluido en una lista electoral no se basan en principios o cuantificación profesional. Y mucho menos en los de honradez o principios sólidos".

            "Y en esas barriobajeras luchas por el poder, que se desatan en ocasiones, acaban venciendo casi siempre los más tramposos y maniobremos".

                  "El voto debería permitir a los ciudadanos elegir a los candidatos más capaces y honrados. Sin embargo, las listas cerradas impiden al ciudadano discriminar entre candidatos individuales, pues debe limitarse a un paquete completo, elaborado por la dirección de cae partido".

                   " No puede sorprender, por ello, el notable anquilosamiento y avanzado deterioro del actual Régimen Español, con la generalización verdaderas castas de políticos profesionales, que no viven para la política sino de la política".


                 "En España, las últimas décadas han sido testigos del clamoroso silencio de muchos intelectuales y periodistas sobre los entresijos y el verdadero funcionamiento del Régimen surgido de la transición política. Escaseó la critica y la denuncia ante los desmanes cometidos por los partidos y se guardó silencio mientras los gobernantes hacían mangas y capirotes con la separación de poderes o se saltaban las leyes a la torera. Se miró hacia otro lado ante la arbitrariedad, la omnipresente corrupción y la manipulación partidista de todas las instituciones".

                    "La interesada propaganda del Régimen se esforzó en enseñar a la gente su particular forma de ser demócrata. La manipulación consistía en repetir hasta la saciedad un mensaje que identificada el Régimen de la Restauración juancarlista con la democracia. También identificó autonomía regional con democracia. Se trata de un adoctrinamiento en el que todos los ciudadanos debían interiorizar ciertos dogmas que recreaban una versión manipulada de la realidad, animando a vilipendiar a aquellos que se resistieran a su observancia. Los intelectuales debían acatar la línea predicada desde el púlpito por los editoriales del diario El País, convertido en la Biblia del Régimen".

               "Una de las anomalías más llamativas desde la Transición política ha sido la autocensura, la falta de rigor, la carencia de objetividad y la ausencia del sentido crítico que ha venido mostrando la prensa española convencional en el tratamiento informativo de la política".

            "Resulta llamativo que, en una sociedad presuntamente basada en el mercado libre, los mayores anunciantes por volumen de inversión en campañas publicitarias no fueran durante loa años de bonanza las grandes empresas privadas sino las administraciones públicas".

            "Si hay una máxima que se repite invariablemente en todas las administraciones públicas es que el presupuesto disponible, por generoso que sea, nunca es suficiente".

                   "Para asegurar la igualdad de oportunidades mediante la subvención de la educación no son necesarios infinidad de colegios, institutos y universidades públicas, con unos costes fijos insostenibles y un ejército de trabajadores en nómina, sino que bastaría con que el Estado proporcionara el dinero suficiente directamente a las familias y que fueran estas quienes dieran la mejor educación posible a sus hijos en el colegio que estimaran oportuno".