viernes, 30 de agosto de 2013

Quien maneja los hilos, por www.novomedinilla - @novomedinilla

          Desde pequeño me ha llamado la atención el tema de la manifestaciones. Ese numerosisimo grupo de personas gritando consignas en su inmensa mayoría, escritas por el autor "intelectual" de la manifestación que por cierto no suele ir en ella por si hay tortas. Esa gran masa humana aborregada por unos cuantos que solo salen a escena a recibir los aplausos. No son más que un grupo de personas  más o menos grande, aborregados por los anteriormente citados, que a su vez responden a la voz de su amo.




                  Llamar la atención en determinados lugares por un interés concreto. Sirviendo de distracción a la ciudadanía intentando sembrar en ella la inquietud y dirigir su falta de compromiso con su voto actual, no dejan de ser mecanismos de ingeniería social para obtener determinados fines. Solo con plantear la duda habrá  merecido la pena. Esta gente no conoce el termino daños colaterales,  solo ven el final del camino que no es otro que arrebatar el poder e implantar su programa político que en la mayoría de ocasiones ni ellos se creen.  




                    Luego pasado el tiempo llega el día de votar y así lo hacemos,  al menos han vivido unos segundos de auténtica "democracia" jajajaj... a partir de ahora otros 4 años de dictadura partitocrática y nosotros idiotizados por esa urna ponzoñosa que parece nos inocula una falsa creencia en el bienestar por nuestro voto,  al final da igual salga quien salga, ya mintieron en su día y todos son cómplices del mismo plan. Nunca conocí una política tan oscurantista y falsa y que tenga a su ciudadanía tan hipnotizada.


                    Todavía somos pocos los que hemos salido  de ese letargo, pero afortunadamente cada día surgen  grupos con las ideas muy claras y a este ritmo podemos vaticinar que la llamada #casta es conocedora de todo y debemos inculcar el miedo en su vida.  Ahora le toca a la sociedad civil demostrar que podemos organizarnos y después de un período de libertad constituyente crear desde cero una democracia que cumpla con los preceptos básicos de ella: Representatividad y Separación de Poderes. Y que la #casta quede en nuestra mente como la pesadilla que fue.

viernes, 23 de agosto de 2013

Más de 140. Cita nº55. Declaración de Principios y de Valores del MCRC

       

             Es una alegría ver como proliferan en Twitter los grupos. Todos con las ideas muy claras, algo que debe de tener muy en cuenta la #casta, por que se le viene encima una ciudadanía que cada día lo tiene más claro y ellos no entran en los planes de nadie.

Nunca visite Facebook con la intención de buscar grupos de las características que conocemos en Twitter exceptuando al grupo que pertenezco, 
https://www.facebook.com/pages/Red-de-Blogs-Comprometidos/459030770786189?ref=ts&fref=ts pero hoy me han presentado un grupo MCRC (Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional) y es realmente impresionante, afortunadamente ya pertenezco a él también, y os aconsejo que leáis detenidamente su declaración de principios, es asombrosa y ha sido desarrollada por el gran Antonio Garcia Trevijano.


DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS Y DE VALORES DEL MCRC

I. Porque los seres humanos no nacen iguales en capacidad física y mental, ni en condición social, la Sociedad y el Estado deben garantizar la igualdad de derechos y de oportunidades.

II. Porque existe un imperativo moral en todas las conciencias, es condenable el oportunismo personal, social y político.

III. Porque los individuos no pueden desarrollar sus vocaciones ni sus acciones fuera del contexto social, la lealtad es fundamento de todas las virtudes personales y sociales. 

IV. Porque los españoles padecen temores derivados de su tradicional educación en el Estado autoritario, sólo la valentía personal puede crear la fortaleza de la sociedad civil frente al Estado.

V. Porque durante siglos se ha sacrificado y despreciado la inteligencia y el espíritu creador, apartándolos de los centros de enseñanza, del Estado y de los Partidos, esas facultades individuales han de organizarse para tener presencia activa en la sociedad civil.

VI. Porque la decencia constituye el decoro de la civilización, la sociedad civil debe civilizar a los Partidos y Sindicatos, sacándolos del Estado.

VII. Porque entre el Estado de Partidos y la sociedad civil no existe una sociedad política intermedia, la parte más civilizada de aquella debe orientar la formación de ésta, sin el concurso del Estado.

VIII. Porque la política afecta al universo de gobernados, si el lenguaje de políticos y medios comunicativos no es directo, correcto y expresivo del sentido común, disimula una falsedad o esconde un fraude.

IX. Porque no son legítimas las razones ocultas del poder político, siempre será ilegitima la razón de Estado.

X. Porque a la razón de gobierno sólo la legitima la libertad política de los que eligen el poder ejecutivo del Estado, son ilegítimos, aunque sean legales, todos los gobiernos que no son elegidos directamente por los gobernados y no pueden ser revocados por éstos.

XI. Porque la razón de la ley está en la prudencia de legisladores independientes, elegidos por los que han de obedecerlas, no son respetables, aunque se acaten, las leyes emanadas de Parlamentos dependientes del Gobierno.

XII. Porque la razón de la justicia legal está en el saber experto de una judicatura independiente del gobierno y del parlamento, no pueden ser justas ni dignas las resoluciones de una organización judicial dependiente de ambos poderes.

XIII. Porque la razón del elegido está en el mandato unipersonal, imperativo y revocable del elector, es fraudulento el sistema proporcional de listas, que sólo representa a los jefes de partido.

XIV. Porque los medios de comunicación forman la opinión publica, no puede ser imparcial ni veraz la información controlada por un oligopolio de poderes económicos.

XV. Porque la corrupción es inherente a la no separación de los poderes estatales, sólo la puede evitar, con su separación, el recelo y la desconfianza entre sus respectivas ambiciones.

XVI. Porque las Autonomías fomentan los nacionalismos discriminadores o independentistas, deben ser compensadas integrándolas en la forma presidencial de Gobierno.

XVII. Porque las Autonomías fomentan gastos públicos improductivos, sus competencias susceptibles de ser municipalizadas deben de ser transferidas a los Ayuntamientos.

XVIII. Porque la Monarquía de Partidos carece de autoridad para garantizar la unidad de la conciencia española, y ha sido foco de golpes de Estado y corrupciones, debe ser sustituida por una República Constitucional, que separe los poderes del Estado, represente a la sociedad civil y asiente el natural patriotismo en la forma presidencial de Gobierno.

XIX. Porque la única razón de la obediencia política reside en el libre consentimiento de los gobernados, éstos conservan su derecho a la desobediencia civil y resistencia pasiva, sin acudir a la violencia, frente a todo gobierno que abuse del poder o se corrompa.

XX. Porque el pasado no puede ser revivido, sin imponerlo la fuerza del Estado, no es posible la restauración pacífica de la II República, cuya forma de gobierno parlamentario tampoco era democrática.

XXI. Porque el sistema de poder de las naciones europeas, ideado para la guerra fría, no es democrático, los españoles están obligados a innovar su cultura política para llegar a la democracia como regla formal del juego político.

Por lealtad a la sociedad civil, los Partidos Políticos, Sindicatos y Organizaciones No Gubernamentales no pueden ser financiados por el Estado; y por lealtad a la conciencia personal de los integrantes de este Movimiento de Ciudadanos, el MCRC no se transformará en partido político, y se disolverá tan pronto como su acción se agote con el referéndum que ratifique la Constitución democrática de la III República Española.


sábado, 10 de agosto de 2013

Más de 140. Cita nº53. Esquema 1ª República Española.



La 1ª República fue un periodo muy agitado de la historia de España, consta en realidad de dos tiempos inferiores al año en ambos casos:
Entre el 11 de Febrero de 1873 al 3 de Enero de 1874 y entre el  3 de Enero de 1874 al 29 de Diciembre de 1874.

- A las tres de la tarde del 11 de febrero de 1873, el Congreso y el Senado, constituidos en Asamblea Nacional, proclamaron la República por 258 votos contra 32.
- Fue nombrado presidente del Poder Ejecutivo al republicano federal Estanislao Figueras que estaría al frente de un gobierno pactado entre los radicales y los republicanos federales e integrado por tres republicanos -Emilio Castelar en Estado; Francisco Pi y Margall en Gobernación; y Nicolás Salmerón en Gracia y Justicia- y cinco radicales -José Echegaray en Hacienda; Manuel Becerra y Bermúdez en Fomento; Francisco Salmerón en Ultramar; el general Fernando Fernández de Córdoba en Guerra y el almirante José María Beránger en Marina-. Cristino Martos fue elegido presidente de la autoproclamada Asamblea Nacional, "el verdadero poder en una situación de Convención", por 222 votos frente a los 20 que reunió Nicolás María Rivero.

Estanislao Figueras desempeñó el cargo de Presidente del Poder Ejecutivo (jefe de Estado y Gobierno) pero no el de Presidente de la República, pues nunca se llegó a aprobar la nueva Constitución republicana. 


El primer gobierno de la República tuvo que afrontar una situación económica, social y política complicada: 
- Con un déficit  546 millones de pesetas, de los cuales 153 millones    eran de pago inmediato y solo tenían 32 millones.
  • El Cuerpo de Artillería había sido disuelto en el momento de mayor virulencia de la Tercera Guerra Carlista
  • La guerra contra los independentistas cubanos, para las que no había suficientes soldados, armamento ni dinero. 
  • Una grave crisis económica, coincidente con la gran crisis mundial de 1873 y agudizada por la inestabilidad política.
  • El problema más urgente que tuvo que atender el nuevo gobierno fue restablecer el orden que estaba siendo alterado por los propios republicanos que habían entendido la República como una nueva revolución y se habían hecho con el poder por la fuerza en muchos lugares, donde habían formando "juntas revolucionarias" que no reconocían al gobierno de Figueras. 
  • "En muchos pueblos de Andalucía la República era algo tan identificado con el reparto de tierras que los campesinos exigieron a los ayuntamientos que se parcelaran inmediatamente las fincas más significativas de la localidad.
  • En casi todos los lugares la República también se identifica con la abolición          de las odiadas quintas, promesa que la Revolución de 1868 no había  cumplido.
A los 13 días Figueras formó su segundo gobierno, llamado “de los pájaros” por los ministros Pi, Tutau, Sorní y Chao. Los problemas continuaron y Figueras presentó su dimisión ante las Cortes el 24 de Febrero. Tras este día uno varios intentos de golpes de estado. El 8 de Marzo volvían a proclamar el Estado Catalán, como ya habían hecho el 12 de Febrero y como en aquella ocasión con tan solo un telegrama de Pi y Margall desde Madrid les hizo desistir. El 1 de junio de 1873 se abrió la primera sesión de las Cortes Constituyentes bajo la presidencia del veterano republicano José María Orense y comenzó la presentación de propuestas. El 7 de junio se debatió la primera de ellas, suscrita por siete diputados, que decía:
Artículo único. La forma de gobierno de la Nación española es la República democrática federal.

A pesar de que los republicanos federales gozaban de una mayoría aplastante en las Cortes Constituyentes, en realidad estaban divididos en tres grupos:
  • Los "intransigentes" con unos 60 diputados formaban la izquierda de la Cámara.
  • Los "centristas" liderados por Pi y Margall.
  • Los "moderados" constituían la derecha de la Cámara y estaban liderados por Emilio Castelar y Nicolás Salmerón.



El 10 de Junio Figueras salió a dar un paseo y cogió el tren en Atocha y no se bajo hasta Paris. Francisco Pi y Margall se queda encargado de formar gobierno.

El programa de gobierno que presentó Pi y Margall ante las Cortes se basaba en: 

La inoperancia del gobierno a causa de la labor de bloqueo que realizaban los ministros "intransigentes" hizo que se presentara en las Cortes una proposición para que se concediera al presidente del Poder Ejecutivo la facultad de nombrar y destituir libremente a sus ministros. La respuesta de los "intransigentes" a la política de "orden y progreso" del gobierno de Pi y Margall fue abandonar las Cortes el 1 de julio. Se inicio una revolución cantonal. Pi y Margall no pudo con ello y fue depuesto el 17 de Julio y sustituido por Nicolás Salmerón, que fue elegido Presidente del Poder Ejecutivo con 119 votos a favor y 93 votos en contra.

Su gobierno realizo la represión de la rebelión cantonal destituyendo gobernadores, alcaldes y militares que habían apoyado a los cantonalistas. El lema del gobierno de Salmerón fue el «imperio de la ley». El 5 de Septiembre se le presento para su firma, la ejecución a pena de muerte de 8 soldados que se pasaron al bando Carlista y prefirió dimitir antes de manchar su conciencia. En la decisión de Nicolás Salmerón de dimitir también pudo pesar la conducta del general Pavía de continuo desafío a su autoridad. El nuevo presidente del Poder Ejecutivo Emilio Castelar  continuó resistiendo a la presión de Pavía.



El 7 de septiembre, fue elegido para ocupar la Presidencia del Poder Ejecutivo Emilio Castelar, partidario de la república unitaria, catedrático de Historia y destacado orador, por 133 votos a favor frente a los 67 obtenidos por Pi y Margall. Castelar había quedado hondamente impresionado por el desorden causado por la rebelión cantonal. Tras la suspensión de las Cortes Castelar inició su proyecto de acercamiento a las clases conservadoras, sin cuyo apoyo, según Castelar, la República no podría perdurar ni siquiera alcanzar la estabilidad política para poder hacer frente a las tres guerras civiles en que estaba envuelta -la de Cuba, la carlista y la cantonal-. Cuando se reabrieron las Cortes a las dos de la tarde del 2 de enero de 1874 el capitán general de Madrid, Manuel Pavía, tenía preparadas a sus tropas para el caso de que Castelar perdiera la votación parlamentaria.
Pasada la medianoche se produjo la votación de la cuestión de confianza en la que el gobierno salió derrotado por 100 votos a favor y 120 en contra, lo que obligó a Castelar a presentar la dimisión. Pavía entro con fuerzas de la Guardia Civil y del Ejército en el edificio del Congreso disparando tiros al aire por los pasillos y los diputados lo abandonaron rápidamente. Más tarde envió un telegrama a los jefes militares de toda España en el que les pedía su apoyo al golpe. El general Pavía intentó que se formara un "gobierno nacional" presidido por Emilio Castelar que rehusó asistir al no querer mantenerse en el poder por medios antidemocráticos. 


Estos hechos supusieron el final de facto de la Primera República, aunque oficialmente continuaría casi otro año más, con el general Serrano al frente nominalmente de la República. El general Francisco Serrano, formó un gobierno de concentración que agrupó a constitucionales, radicales y republicanos unitarios, y del que se excluyó a los republicanos federales. 
Quedó así establecida la dictadura de Serrano pues no existían Cortes que controlaran la acción del gobierno al haber quedado disueltas las Cortes republicanas ni ley suprema que delimitara las funciones del gobierno, porque se restableció la Constitución de 1869
"Cánovas no deseaba que la Restauración fuera obra de un partido, del Ejército o de un grupo de éste, ni de una elección parlamentaria o pronunciamiento militar", pero el 29 de diciembre de 1874, el general Arsenio Martínez Campos se pronunció en Sagunto a favor de la restauración en el trono de la monarquía borbónica en la persona de don Alfonso de Borbón, hijo de Isabel II. Luego Martínez Campos telegrafió al presidente del gobierno Sagasta y al ministro de la Guerra Francisco Serrano Bedoya, quienes a su vez se comunicaron por vía telegráfica con el presidente del Poder Ejecutivo de la República, el general Serrano, que se encontraba en el Norte combatiendo contra los carlistas. Serrano les ordenó no resistir y el gobierno aceptó la decisión sin protestar, por lo que no ofreció ninguna resistencia cuando se presentó en la sede del gobierno el capitán general de Madrid Primo de Rivera, implicado en el pronunciamiento, y les ordenó disolverse.



Bibliografía:
- Historia Total de España de Ricardo de la Cierva.

viernes, 9 de agosto de 2013

Así de simple es la democracia formal





  • La unidad democrática simple debe partir del colegio electoralhasta llegar al gobierno de la nación.
  • Cualquier Español residente en España y mayor de edad puede presentarse a Diputado o Presidente de la Nación Española
  • Los cargos de Diputado o Presidente de la Nación serán elegidos a doble vuelta.
  • Nadie sobrepasará más de dos periodos legislativos de 4 años, volviendo después a la sociedad civil con los mismos derechos que los que partió. Ni uno más, ni uno menos. Quedan derogados todos los privilegios del sistema partidocrático anterior.
  • Los partidos, sindicatos, patronal y cualquier asociación deben pertenecer a la sociedad civil, y ser sufragados, voluntariamente, sólo por sus simpatizantes y socios.
  • Ningún partido, sindicato o patronal podrá aceptar ninguna financiación de lobbies o grupos de presión.
  • Habrá 1 diputado uninominal con mandato imperativo y revocable cada cien mil habitantes, pagados directamente por los representados a través de los colegios electorales.
  • Los diputados formando parte del poder legislativo propondrán las leyes, pero sin imprimir carácter coercitivo.
  • Las leyes propuestas por los diputados deben ser aprobadas en una Cámara Legislativa y aparecer en el Boletín Oficial de la Nación para tener carácter coercitivo. El Estado no tendrá boletín excepto para asuntos internos de organización funcionarial. En caso de incompatibilidad prevalece el Boletín Oficial de la Nación.
  • La sociedad civil elegirá a un Presidente de la Nación, y éste formará su gobierno.
  • El Estado se limitará a ejecutar sirviéndose de toda su estructura de poder y de funcionarios y jamás legislará.
  • Todos los funcionarios no electos solo podrán tener acceso a las plazas por oposiciones libres y transparentes válidas para cualquier parte de España y siendo las mismas en todo el territorio.
  • El poder judicial debe surgir directa y únicamente de una consulta directa a todos los jueces, procuradores, abogados, fiscales, etc que intervienen en el ejercicio de la justicia.
  • Quid pro quo. Ya que los medios de comunicación vivirán durante 4 años en gran parte de las noticias de los políticos, todoslos aspirantes sin excepción, deberán tener el mismo espacio regulado gratuito a cargo de los los medios de comunicación. El periodo de elecciones no sobrepasará los 15 días.
  • La única financiación posible de partidos, sindicatos, asociacionespatronal, etc será por medio de las cuotas periódicas y reguladas de sus miembros o socios.
  • Se realizarán consultas directas a la sociedad civil empleando la e-democracia. Si está el representado no existe el representante.
  • Cualquiera de los poderes puede dimitir o ser obligado a dimitir por los otros dos poderes o la sociedad civil. Ello implicaría automáticamente convocatoria de nuevas elecciones.
  • Una vez instaurada la democracia formal se realizará un plebiscito sobre la Ordenación Territorial de España - Autonomías si/no
     La futura Constitución debe reflejar estos puntos y estar sujeta a enmiendas cuando la sociedad civil o cualesquiera de los poderes así lo considere necesario

  • Autor: Vicente Jiménez  @Parnasillo

    martes, 6 de agosto de 2013

    Más de 140. Cita nº52


    La chapuza de 1978 continua su inexorable caminar por los territorios de la otrora llamada España, hoy ya no se como llamarla, cual apisonadora. Las consecuencias de aquel fatal consenso se me antojan ya terminales.


    Los secesionistas catalanes dando una vuelta de rosca por día que pasa, al estado del que dependen. Cuestión que raya el absurdo, más aún cuando el 34% del total de su deuda es con el gobierno del que pretenden independizarse. Con una lista interminable de gastos absurdos a costa de todos los contribuyentes. Valga de ejemplo la TV3, que tiene más personal que A3,Cuatro,T5 y La Sexta juntos.


    En cuanto a los partidos, al PP se le multiplican las guerras intestinas como buscando el mejor sitio, esperando lo que esta por venir. El PSOE, camino de la perdición, ósea que la bicefalia partitocrática está más débil y fragmentada que nunca. Es lo que trae tener bajo los pies un país cada vez más pobre. Comienza a ser difícil quererse, sobre todo cuando los matrimonios de conveniencia política se desmembran por el avance imparable de un patético horizonte.


    Al no tener separación de poderes, la justicia cada vez más maniatada. La barbaridad de mantener una costumbre medieval como son los aforados, hace de ellos que campen a sus anchas cuando su inocencia es más que cuestionable. Y tenemos ejemplos flagrantes como los ERE’s en Andalucía. Así como en otras comunidades como Valencia, Baleares, Cataluña etc.



    Los medios de comunicación al servicio de la #casta, sobre todo cuando tienen que sobrevivir de subvenciones debido a la caída de la publicidad debido a la crisis. Dentro de estos medios la TV, ofreciendo espectáculos por momentos más paupérrimos. 


    Los que van de catedros en los múltiples debates (última moda), no pasan de tertulianos apesebrados y teledirigidos (como reconoce le propio Sr. Carmona) enarbolando la bandera de salvapatrias, cuando sus trifulcas son más estériles y anodinas que las conversaciones nocturnas de los “patios de vecinos” de la España profunda de los años 50 y 60 del pasado siglo. Cuando sabemos que todo esto no es más que una escenificación, para hacer creer a los menos informados que viven en una democracia. Cuando en realidad no es más que un continuismo del régimen anterior, simplemente maquillado.



    Como bien dice el señor Trevijano, “Si hay corrupción política es que la sociedad esta podrida, corrompida y permite que exista la corrupción política, por eso no se reacciona ya no hay escándalos la corrupción es lo habitual. Lo escandaloso en España es que se detuviera a los corruptos, que la clase política estuviera en la cárcel”.