miércoles, 4 de septiembre de 2013

Más de 140. Cita.59


La vida del ser humano es tan corta, dentro de la longevidad del universo. Que nuestras acciones se me antojan como mínimo ridículas, por catalogarlas de alguna manera.
Precisamente por esta circunstancia, me da por pensar en numerosas ocasiones cuan ridículo es nuestro comportamiento, en el escaso tiempo que nos han dado para desarrollarlo y comunicarnos con los de nuestra especie.
Desde que venimos al mundo estamos metidos en trifulcas por el color de la piel, el idioma o la zona geográfica de nacimiento, por cierto variables que nos acompañaran hasta el fin de nuestros días.

Para colmo han tomado la riendas de nuestra maltrecha civilización, la mafias en formas de gobiernos en todo su amplio muestrario de ideólogas adaptadas a todas las características de quienes quieran oírla.
          Como ejemplo me hace mucha gracia los debate pseudopoliticos que tienen a bien ofrecernos  las televisiones del partido de turno, dato sociológico para estudio.
Un mundo lleno de titiriteros, para ver quien desarrolla el mejor truco para robar a sus conciudadanos y mantener un status envidia de los que mueren o mal viven a su alrededor.
           Afortunadamente el paso por este Universo es muy fugaz porque de otra manera sería más insoportable aún.
Una vida que no merece la pena vivir.

3 comentarios:

  1. Querido Antonio, la vida sigue siendo ser vivida, lo que no es de recibo es estos mafiosos y pobres e ignorantes que se empeñan en hacerla insoportable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tampoco digas que la vida no merece ser vivida... hay que saber ver el lado positivo de las cosas...
    Podríamos decir, viéndolo positivamente, que la inconmensurable lista de idiotas que viven en este mundo también hacen la vida más interesante. :-)

    ResponderEliminar
  3. Pero cuando te coge un día que la enfermedad te esta machacando, no puedes pensar de otra manera. Gracias y tu punto de vida admirable.

    ResponderEliminar