domingo, 4 de diciembre de 2016

Hermanos Coen(2), por www.novomedinilla.com - @novomedinilla

Los Coen tienen mucho cuidado al mostrar al espectador desde un principio la zona geográfica donde se va a desarrollar la acción y así de paso ya conocemos la idiosincrasia de los personajes y sucesos que van acaecer durante todo el metraje.
En su siguiente trabajo hacen una perfecta sátira social, esta película no es otra que Arizona Baby. Rodada durante el año 1986, el tono crítico se nos muestra desde el principio, hacia la política social e incluso internacional del gobierno. Basando esta sátira en las dos formas de vivir que nos muestran.

  • Director: Joel Coen.
  • Productor: Ethan Coen.
  • Guión: Joel y Ethan Coen.
Reparto protagonista:

  • Nicolas Cage: H.I.
  • Holly Hunter: Ed
  • Trey Wilson: Nathan Arizona Sr.
  • John Goodman: Gale
  • William Forsythe: Evelle
  • Sam McMurray: Glen
  • Frances McDormand: Dot
La película a pesar de no entrar en concurso, fue uno de los mayores éxitos del Festival de Cannes en el año 1987. Circle Films, que fue la distribuidora de su anterior trabajo, también de encargo de hacer lo mismo con Arizona Baby. Con el final cut asegurado llegaron a firmar un contrato por cuatro películas más.
Como señala Ethan, con este trabajo querían apartarse del anterior, con una temática alejada del terror. Para lo que escogieron temas un tanto delicados: la realidad social de la era Reagan, las prisiones, la reinserción social, la familia, el sexo, el secuestro, el trabajo perturbador y todos ellos tratados con una gran ironía y un sentido de humor negro.

Momento donde surge el flechazo entre H.I. y ED la policía que hace la foto
Imágenes de otros momentos destacados de la película.










Como podeís comprobar los cinéfilos, con esta serie de artículos, solo voy a mostrar un esbozo muy simple para que los Coen sean conocidos por el gran público. Ya que cada film merece un libro.

Michel Hedges y su obra, por @novomedinilla

Michael Hedges (31 de diciembre de 1953 - 2 de diciembre de 1997) fue un guitarrista acústico instrumental, su estilo musical navega entre el new age y el experimental. Nació en Sacramento, California.Estudió composición en el Peabody Institute de Baltimore.




Supo fusionar perfectamente el estilo clásico con otras técnicas para guitarra acústica. Su talento fue descubierto,recien empezado los 80 por William  Ackerman, quien le escuchó tocar en un café de Palo Alto, y lo ficho para la Windall Hill.




Murió con solo 43 años de un accidente de coche, cuando volvía de visitar a su novia. A pesar de su juventud nos lego una rica discografía, donde demuestra ser un auténtico genio a la guitarra.

Discografia:
  • Breakfast In The Field (1981)
  • Aerial Boundaries (1984)
  • Watching My Life Go By (1986)
  • Live On The Double Planet (1987)
  • Taproot (1990)
  • The Road To Return (1994)
  • Oracle (1996)
  • Torched (1999 - póstumo)

Ahora pasemos a estudiarla más a fondo.



Año 1981, se publica su primer álbum Breakfast In The Field.




Breakfast in the Field introdujo al virtuoso guitarrista Michael Hedges en la New Age y la comunidad de música instrumental de una manera impresionante. Después de que el fundador de Windham Hill, Will Ackerman, descubriera al músico apasionado pero etéreo, inmediatamente contrató a Hedges para un contrato de grabación y se unió a él como productor para este debut en 1981. Los críticos musicales se quedaron inmediatamente impresionados por la increíble técnica y expresiva musicalidad. 
Las habilidades de composición de Hedges solo hubieran sido suficientes para hipnotizar a músicos y audiófilos, pero sus habilidades de improvisación añadidas pusieron esta grabación en la cima tanto técnica como artísticamente.
Disco completo:

                   


En el año 1984 sale al mercado, la que se considera su obra maestra Aerial Boundaries.

Este, como ya comentamos anteriormente, es el mejor álbum de Michael Hedges, el hombre que es responsable de la mayor revolución en la guitarra acústica desde Leo Kottke. Hay momentos en Aerial Boundaries donde parece literalmente imposible que tanta música esté viniendo de un hombre y su guitarra. Atacando su instrumento, tirando cuerdas, golpeando en el fingerboard con su mano derecha, Hedges juega la música supremamente hermosa con la técnica de un loco trastornado.  Las canciones en los límites son hermosas y obsesionantes y es este énfasis en la composición sobre la técnica lo que hace de esta grabación algo tan importante. Aerial Boundaries es simplemente uno de los mejores álbumes de guitarra acústica jamás realizados, y merece un lugar en la biblioteca de todos los aficionados a la música.

Pincha en el enlace: Aerial Boundaries



                   

En 1986 sale al mercado Watching My Life Go By :







Después del éxito de Aerial Boundaries y su nominación Grammy, el guitarrista tomó un nuevo desafío y lanzó Watching My Life Go By, su primera grabación para incluir al músico asumiendo vocales e instrumental. Este es el primer intento del artista por una grabación vocal. Pero eso no quiere decir que la música  sea deficiente en un sentido general, sino todo lo contrario. Sin embargo, en comparación con el brillante trabajo instrumental de Hedges, sólo existe la menor discrepancia. Dicho esto, todavía hay momentos que vale la pena mencionar entre los que destacan "Woman of the World" y "Streamlined Man". Ambas pistas tienen interpretaciones vocales más seguras y letras muy perspicaces. 

En el año 1987 sale al mercado Live On The Double Planet:



Hedges muestra toda su originalidad y ardiente musicalidad en esta oferta en vivo de primera clase.

                  


Hasta 1990 no veríamos un nuevo álbum de Hedges, esta vez titulado Trapoot:






                     



La colección principalmente instrumental nos revela elementos de la historia del guitarrista y utiliza sus habilidades de composición para ilustrar personajes representativos; como sus amigos y seres queridos. La música llega a un enorme grado de pureza. Un guitarrista virtuoso, Hedges también incorpora así algunos instrumentos de percusión y viento.
En 1994 se publica su siguiente trabajo, The Road the Return:





                 

En 1994 saldría su último trabajo estado en vida, Oracle:



Con el tiempo, el enfoque de grabación de Michael Hedges y la técnica de guitarra se habían transformado para incluir todo tipo de artefactos e innovaciones técnicas. Cada nuevo disco introdujo nuevos elementos musicales y al vasto repertorio del guitarrista. La atención que presta a los detalles innovadores no es tan pronunciada en este trabajo, pero sigue siendo un disco muy creativo. 





Ya en 1999 saldría al mercado su  obra póstuma titulada Torched:


Torched se compone de grabaciones que el guitarrista Michael Hedges estaba trabajando en el momento de su fatal accidente de automóvil  en diciembre de 1997.  Torched, un conciso homenaje a un artista y un ser humano extraordinariamente valiosos.


Julián Maeso, calidad Made in Spain, por @novomedinilla

Julián Maeso multiinstrumentista Español, nacido en Toledo, un verdadero genio con su órgano Hammond. El artículo esta dedicado a él, por lo que obviaré toda su biografía anterior al 2012, que es cuando empieza su carrera en solitario.
Tras pasar una época oscura en su vida, cogió un día la guitarra y se puso a componer las canciones que un día darían forma a su primer disco DREAMS ARE GONE. Un álbum que rezuma melancolía por los citar costados de clara influencia estadounidense que le abre las puertas nuevamente a la música. Es un disco doble y complejo, en un concierto esta un señor de Sony al que le gusto y me llamo una semana después y decidió editarme los temas que incluiríamos en el doble álbum, un total de 19 canciones. Quise hacer este disco para terminar una etapa.
En el año 2012 se publica su primer trabajo:














 Hablando de su Hammond dice:"Esa es mi cruz, yo he hecho un pacto con mi órgano, lo saco de paseo y él se porta".

El 28 de abril del 2014 se publica su segundo álbum ONE WAY TICKET TO SATURN.  Donde aparca su melancolía blues y le imprime un optimismo funk y rock de los sesenta, este nuevo trabajo supone el contrapunto perfecto a su primer álbum.









Una obra compuesta por, nueve temas concisos y directos en las que vuelve a hacer gala de su conocimiento musical enciclopédico.
El 28 de Octubre del presente 2016 se publica su tercer álbum que lleva por título SOMEWHERE SOMEHOW:


En este disco Julián Maeso se deja hasta el alma para ofrecernos 11 perlas, distintas entre si, invitando a sus oyentes a transportarse a un paraíso de sonidos.
Los cimientos de su música siguen asentados en el soul y en el rock de los años setenta, pero abre el abanico de sus fuentes al funk, al country o incluso al jazz, y consigue ofrecernos en la mas variado de sus álbumes. Da un gran protagonismo a su Hammond, y brillan con luz propia las voces de maravillosas voces de Alana Sinkey y Erin Corine.
En el álbum juegan un papel fundamental las colaboraciones. Maeso invitó a participar en el álbum a Jorge Pardo, que le pone una flauta en el jazz a Long Winter drama, un tema con un final desgarrador; a Lyndon Parish, pieza fundamental en la creación de las letras de Julián, que aporta a su vez un enlace directo con el pop más británico. Al pianista de jazz Albert Sanz, que aporta una sensibilidad única a Before they leave; a Ovidi Tormo, en You gotta; al bluesman Adrián Costa, a Luis Gálvez, a Sergi Fecé.
La banda es otro gran protagonista del nuevo trabajo. Ya que este álbum fue creado durante la larga gira de One way ticket to Saturn. l “El disco no es ni más ni menos que eso: el reflejo de lo que surgió en la gira, en la que la convivencia entre todos nosotros cobra tanta importancia”, recalca el líder del grupo.


Ahora son The Magic Souls:

  • Amable Rodríguez Guitarra 
  • Pere Mallén Guitarra 
  • Coke Santos a la batería
  • Alfonso Ferrer al bajo 
  • Julián Maeso a muchas cosas: voces, órganos, pianos, sintetizadores y guitarras.
 Medios como Ruta 66 o Rolling Stone lo situaron entre los mejores del año, mientras sus conciertos afianzaban su fama de banda de escenarios.






sábado, 3 de diciembre de 2016

Ray Lynch y su obra, por @novomedinilla



Raymond Lynch  músico de New Age, nacido en Salt Lake City en 1943. A la temprana edad de 6 años comienza a estudiar piano, educación que prolongo otros 6 años más. A la de 12 años e inspirado poe el genial Andres Segovia decidió emprender su carrera en la música.



 Asistió a St. Stephen's Episcopal School y a la Austin High School en Austin. Posteriormente ingresó en la Universidad de Texas, durante un año antes de trasladarse a Barcelona, donde fue aprendiz del maestro de guitarra clásica, Eduardo Sainz de la Maza, durante tres años. Después de estos tres años volvió a la Universidad de Texas, donde estudio composición musical. Durante su estancia en la Universidad fue invitado desde New York a reunirse con The Renaissance Quartet, donde tocó el laud y la guitarra clásica. 




En los comienzos de su carrera musical, Lynch era un autentico desconocido como guitarrista clásico y laudista, comenzó a escribir música que mezclaba sonidos melódicos, clásicos y electrónicos. Su álbum debut, The Sky of Mind (1983)


Este álbum le sirvió para obtener un gran éxito underground. Al año siguiente ya  tenía preparado su segundo álbum, que lleva por título Deep Breakfast


El y su mujer en su apartamento en California vendieron 50.000 copias, antes de meterse en el mundo de las distribuidoras. Se llegaron a vender un millón de copias y todo ello sin hacer ninguna actuación. Fue el primer álbum disco de platino lanzado de manera independiente





El tercer álbum de Lynch, No Blue Thing (1989) 





Con este disco consiguió dos premios Billboard. Lynch lanzó su cuarto álbum, el clásico Nothing Above My Shoulders but the Evening junto a miembros de la Orquesta Sinfónica de San Francisco.




Para escuchar: Over Easy    Mesquite

Su quinto álbum y trabajo más reciente data de 1998 Ray Lynch Of, Volume One, donde nos ofrece una retrospectiva de su carrera con tres temas inéditos.






Disco Completo:


viernes, 2 de diciembre de 2016

Más de 140: ¿Vivir?, para que...

La idiotez de vivir, más aún cuando nuestro paso por ella es tan ridículamente corta y cuando te enteras de que va la cosa tienes que ir preparando las maletas para no volver, y todo esto contando que no te invada ninguna enfermedad que te la hace más jodida si cabe.
Aunque todos estamos bajo el manto de los poderes fácticos, que consiguen que malvivamos  el 99,9% de la población. Solo ellos ven la cara de la vida, nosotros la cruz.




Ellos, por llamarlos de alguna manera, encima incentivan luchas intestinas entre los pueblos oprimidos, que de una forma u otra son todos. Estas luchas por ideales, la mayoría de las veces ridiculos, por religiones más que dudosas, creer en un paraíso eterno, bueno esto es de risa. 
Mientras tanto entre nuestras filas contamos con una gran cantidad de "señor@s" que dedican su vida a luchar por cambiar cobardemente de bando pisoteando al resto y haciéndoles creer que hacen el bien. Con discursos populistas que cambian cada 3 o 4 meses según les oriente la "marea" que paga todo esto. 
No pretendo en absoluto que todos alcanzamos lo anteriormente expuesto en las fotografías, pero que no nos hagan creer que está a nuestro alcance, ni quitárselo al que con su esfuerzo o suerte han conseguido.
Pero "no problemo" delante tienen un populacho narcotizado y sordo para la verdad, lo que aprovechan estos Judas. No comprendo como sus seguidores se convierten en fanáticos, cuando no son más que el caldo de cultivo para que suban como la espuma y luego se olviden de ti, a las primeras de cambio, cosa que es fácil demostrar cuando en nuestro país llevan casi 40 años haciéndolo con total impunidad.
Que no vengan con milongas, cuando es bien sabido que el país esta en bancarrota con una deuda impagable. Que cojan sus 30 monedas y dejen al pueblo organizarse, porque se puede hacer. No nos hacéis falta para nada.


Nosotros ya tenemos una guía perfecta para conseguir una verdadera Democracia Formal, que nazca desde el colegio electoral y subir escalones hasta el último, pero siempre vigilados por una separación de poderes de facto.